miércoles, 31 de enero de 2018

El terror en la mochila: Museo de los duendes (México)




Hoy he decidido coger mi mochila y largarme a un país del que adoro su cultura, México, para visitar el Museo de los duendes. Qué tiene eso de terrorífico, os preguntaréis. Pues bien, teniendo en cuenta que dentro del lugar todo lo que se cuenta está basado en historias reales, en casos ocurridos a ancianos y niños que vivían en la zona... pues no es que me causen mucha simpatía estas pequeñas criaturas.

Está albergado en una pequeña casita de madera perdida en mitad del bosque, que abrió sus puertas hace dieciocho años para mostrarnos terroríficas historias y prevenirnos de estos seres que pueden parecer adorables y que, supuestamente, nos protegen. Desde travesuras como robarte la cartera o perderte las llaves del coche, hasta desapariciones de lugareños e, incluso, de caballos.


Tras cruzar sus puertas, podemos encontrar elfos, trolls, duendes y hadas, además de fotos, testimonios y mechones de pelo trenzado, una costumbre que realizan los duendes con el cabello de las personas a las que "tocan".

Uno de los casos más comentados y famosos de este museo, es aquel en el que unos jóvenes que iban de campamento, se encontraron con multitud de estos seres dando una fiesta. Estos los "obligaron" a pasar la madrugada con ellos y les advirtieron que no se dejaban ver por cualquiera. Como veis, estos hombrecitos de 50 centímetros son de todo menos adorables. Cuanto menos, dan un yuyu de cojones.

El museo se encuentra en el kilómetro 2.5 de la carretera Huasca-Tulancingo, y también ofrece una caminata nocturna que acaba en el  “Árbol de los Deseos”, donde se relatan historias de duendes y hadas. ¿Os atrevéis a visitarlo?




1 comentarios:

Vaya sitio más curioso 😮 hay duendes chulos pero ese de la foto da bastante mal rollo 🤣
Genial post, preciosa ❤️

Publicar un comentario