viernes, 5 de mayo de 2017

Reseña: Trancemónium, de Aitor Bertomeu





Sinopsis:

Humor. Acción. Amores extraños. Misterio. Paranoia. Fantasía urbana.

Un joven atrapado con su perro en una delirante aventura nocturna.
Un montañero enfrentado a un desafío inimaginable.
Un hombre que mantiene una relación muy poco beneficiosa para su cordura.
Una chica incapaz de distinguir entre la vigilia y el mundo de los sueños.
Un profesor de matemáticas sometido a un juego mortal.

Todos ellos tienen algo en común. Su mundo se viene abajo con la llegada de un hecho inexplicable. Un encuentro con lo absurdo, lo surrealista, lo ilógico. El universo los va a poner a prueba. Serán llevados al límite. Pero no son héroes, ni tampoco lo pretenden. Son personas corrientes, sin más propósito que escapar del caos y volver a la cotidianidad de sus vidas. Sucumbirán a la risa tonta, nerviosa, de la desesperación. Recurrirán a inesperados mecanismos de supervivencia. Pero, sobre todo, se preguntarán si lo que viven es real o sólo está en su cabeza. Y tú, que lees esto, también lo harás.

Sí, tú, mi querida persona corriente, porque ya es demasiado tarde para ti, estás dentro de TRANCEMÓNIUM. Algo extraño está pasando, ¿qué vas a hacer? No enloquezcas todavía. Aunque no lo sepas, eres capaz de las cosas más extraordinarias.

Opinión:

Esta novela llegó a mis manos gracias a Tamara López (mejor conocida como Chica Sombra) y el propio autor, Aitor Bertomeu, a los que quisiera agradecer que me incluyeran como uno de los destinos de este ‘libro viajero’.

Como bien dice en la sinopsis, Trancemónium mezcla el humor con los viajes en el tiempo, el mundo de los sueños y las paranoias varias. Es un libro desenfadado, ameno y ágil de leer (lo engullí en tres días).

Se divide en seis partes: el prólogo y cinco relatos diferentes entre sí pero con un único nexo en común: conseguir que el lector pase un buen rato entre sus páginas. Y lo consigue.

Pero vayamos por partes.

El prólogo es toda una declaración de principios. Bertomeu deja claro que Trancemónium no es una novela cualquiera, y que no te dejará indiferente.

La noche del chihuahua: El primer relato me ha resultado muy entretenido. Tiene dosis de humor friki (¡el Halcón Milenario y ese guiño a al maestro King!) y la trama es una locura. Lo que parecía ser un viaje de cinco minutos al videoclub de la esquina se transforma en toda una odisea. Muy original.

El desafío: Éste me enganchó desde el principio. Tiene mucho misterio, ya que a medida que vas leyendo sabes que pasará algo pero no se te ocurre el qué. Es sorprendente, disparatado, tiene un duelo de insultos desternillante y sólo añadiré algo más… ¡pobre mula!

Jacinta: Mi favorito. Lo he encontrando el más divertido de todos y a la vez el más triste. A veces es mejor estar loco que vivir la cruda realidad.

Azul: El amor está también presente en esta antología… aunque no del modo en que uno puede pensar. Puede que sea el relato que menos me ha gustado, pero no por ello es malo.
Obsesión, pasión y el mundo de los sueños se funden para narrar los encuentros de Lucía y Azul. Me han encantado los diálogos (Lucía es más basta que el papel de lija) y los contrastes entre los dos.

Necesita Mejorar: ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para salvar tu vida? En esta ocasión, nos encontramos ante una historia con toques a Saw, si es que en esa saga tuviera cabida el humor. Tiene un final que no te esperas.

En conclusión, Trancemónium es una novela que te sacará más de una sonrisa y con unas historias de lo más originales.

¿Lo recomendaría?

Se lee en un suspiro y pasas un buen rato. ¿Qué más se puede pedir?


3 comentarios:

¡Genial reseña! Me alegra que lo hayas disfrutado :)

Muchísimas gracias por tu encantadora reseña. ¡Me alegro mucho de que te haya gustado! Besos mil.

Gracias a vosotros por darme la oportunidad de participar en el 'libro viajero', así da gusto leer ^^

Publicar un comentario