viernes, 7 de abril de 2017

La Sala Común: The Walking Dead T.7




Nuevos enemigos, nuevos aliados.

¡Cuidado, lector! Esta entrada tiene SPOILERS de la última temporada de The Walking Dead, así que lee bajo tu responsabilidad. ¡No digáis que no os hemos advertido, internillos!

La nueva temporada de The Walking Dead nos ha presentado a uno de los villanos más carismáticos de la serie: Negan (Jeffrey Dean Thomas), un personaje vil y con el que a la vez disfrutas de sus apariciones… a pesar de que sea el culpable de una de las muertes que más me han dolido de la serie.

Pero vayamos por el principio.

En el primer capítulo descubrimos quien es la víctima elegida por Lucille: y no es otro que Abraham Ford. En un golpe del destino, Negan decide castigar también a Glenn, y con él, se fue uno de los personajes que seguía junto a Rick desde la primera temporada. Y qué llorera que tuve.
Después de este acontecimiento, Rick es humillado por Negan, y se convierte en su dueño.
Muchos de su grupo, como Sasha, Rosita, Maggie o Carl querrán venganza, pero el líder de Alexandria no estará dispuesto… al menos en un principio.

Después de varios episodios de relleno, que no por ello malos, nos van presentando las piezas del juego: Alexandria, Hilltop y un nuevo emplazamiento, El Reino, y su líder al que todos llaman Rey Ezekiel. Este personaje me ha encantado, y espero que tenga buenos momentos en un futuro, además su presentación junto a Shiva fue brutal.


Esta temporada la he encontrado muy entretenida, y me ha resultado de las mejores hasta ahora, ya que ha tenido de todo: drama, sangre y una evolución de personajes muy acertado, salvo en el caso de Carol, que era una de mis favoritas hasta la sexta (y que aunque en el último episodio vuelve a sacar al Rambo que lleva dentro, me gustaría ver si ha vuelto para quedarse o solo ha sido un momento estelar).

Y hablando de personajes…

Aunque sabemos que TWD es una serie coral, hay varios personajes que pueden gustar más o menos, no por ello tiene que ser los mejores, si no que puede que hayan tenido algún momento en los que han brillado con luz propia, por lo que voy a pasar muy por encima en este punto.


Maggie es con quien más he sufrido, y uno de los personajes que más me han gustado, demuestra ser una líder nata y una luchadora. Y Michonne, que casi desde que apareció fue de mis favoritos, es la voz de la razón para Rick, el cual después de lo ocurrido en el primer episodio se encuentra roto, y sigue siendo fuerte y valiente. Me han gustado también Rosita (aunque en algunos momentos la he encontrado algo cargante), Sasha (tiene un par…), Enid, Carl (las escenas con Negan me han gustado mucho y sobretodo, el episodio Sing Me a Song), Aaron, Jesús… si es que, como veis, no puedo decantarme solo por unos cuantos, por lo que optaré por comentar los que menos.

Spencer: Desde que apareció que no me acabó dé, y en esta temporada me han dado la razón.

Gregory: No es trigo limpio, y en la próxima temporada estoy segura que lo demostrará aún más.

Morgan: Puedo entenderlo, pero creo que toma decisiones erróneas.

El nuevo grupo de “aliados”: Esos tenían mala pinta desde que aparecieron, se les ve interesados y en el último capítulo lo han demostrado. Solo espero que el grupo de Rick y cía les de una lección.


Carol: Como ya comenté, fue de mis favoritos hasta que le hicieron ese cambio de carácter, y aunque en el último episodio pueda recordarnos a la Carol de temporadas anteriores, no estoy segura de que vuelva a ser lo que era. Eso sí, ha tenido buenos momentos, como el reencuentro con Daryl, las conversaciones con el Rey Ezekiel o cuando descubre El Reino y se hace la inocente.

Dwight: ¡Que lo maten ya! Asesinó a Denise y torturó a Daryl, y a pesar de que él diga que se quiere enmendar, ha hecho demasiado daño para ello.

Eugene: me gustaría ver qué ocurre en la octava temporada antes de opinar más, aunque ha tenido momentos en que me han dado ganas de asesinarlo.


Greg Nicotero, encargado de los efectos especiales de maquillaje y director de varios episodios de la serie (incluido el primer episodio y el último de esta temporada), ha vuelto ha demostrar que es uno de los pilares de TWD, tanto a su gran trabajo con los caminantes como en la dirección.

Los zombis, como siempre, geniales, aunque este año ha habido algún fallo con el CGI... tan solo diré una cosa: el ciervo, el dichoso ciervo. En cambio, la tigresa Shiva está muy lograda.

En general, la séptima temporada de The Walking Dead me ha parecido notable. Creo que, aunque ha tenido sus episodios de relleno y algunos me han sobrado, la he disfrutado y mucho, y tengo muchísimas ganas de ver qué ocurre en la siguiente.

La espera hasta octubre se va a hacer larga, internillos.

Para terminar este pequeño resumen, os dejo con una canción que ha sonado una y otra vez en esta temporada... y si no, que se lo digan a Daryl, ¡que la disfrutéis!



2 comentarios:

No estoy de acuerdo en lo que a Carol se refiere, creo que la "hostia" que le dió Morgan explicándole la realidad hizo que se diera cuenta que no puede seguir apartada y saque los huevazos que tiene de nuevo. Y he echado de menos opinión sobre Negan el cuál considero un malo muy bueno y pese a que espero que se lo carguen no quiero que se acabe xD

¡HOLA! Me he encontrado con tu blog, saludos te sigo ya desde mi blog: http://irresistibleleer.blogspot.mx

Publicar un comentario