Castle Rock Asylum

Bienvenidos a la locura.

La Autopsia de Jane Doe de André Øvredal

Crítica por Rubén "Reaper" GonzáleZ.

El terror en la mochila: Cortijo Jurado (Málaga)

Por Chica Sombra.

La Sala Común: Outcast T.1

Crítica por Rain Cross.

Colabora

Colabora con nosotros.

lunes, 30 de enero de 2017

Crítica Múltiple de M. Night Shyamalan




Sinopsis:

Un extravagante hombre llamado Kevin (James McAvoy) padece un extraño trauma: Se revela que su cuerpo posee y manifiesta 23 personalidades alternativas diferentes simultáneamente, que hace que de pronto sea un obseso de la limpieza, como al rato se considere una mujer y como al cabo de unos segundos se comporte como un niño de 9 años. Tras una fiesta de cumpleaños, tres adolescentes son raptadas y encerradas sin salida por Kevin: Claire (Haley Lu Richardson), Marcia (Jessica Sula) y la conflictiva Casey (Anya Taylor-Joy). Para escapar, las chicas deberán convencer a alguna de sus personalidades para que las libere, pero se descubre que Kevin tiene una 24ª personalidad, "La Bestia".


Opinión:

Shyamalan ha vuelto, señores.

Después de un par de años de films algo flojos, al menos para mi gusto, nos presenta este entretenido thriller que no deja indiferente.

Tres chicas son secuestradas, una premisa que puede parecer algo simple pero que en este caso no lo es en absoluto, ya que las pobres adolescentes no sólo deben enfrentarse al secuestrador, si no que también tendrán que luchar contra sus otras personalidades. Y sobretodo, enfrentarse a la número 24.


La historia la he encontrado muy interesante. El ritmo es bueno, no aburre en absoluto, y hace que estés pegado en la butaca hasta el último fotograma.

James McAvoy está impresionante en su interpretación. Se come, casi literalmente, la pantalla, bordando todos los papeles que debe representar (y consigue hacerte estremecer en algunos momentos de la película).
Anya Taylor-Joy, a la que ya vimos en La Bruja y que para mí fue lo mejor de aquella película, vuelve a demostrar que es una gran actriz a la que hay que seguir muy de cerca.


La película está muy cuidada, como es costumbre en este director, al que le gusta dar su sello personal en todo lo que hace (y al igual que Stan Lee, se reserva un pequeño papel).

Lo que sí me ha fallado es la historia de Casey, si bien creo que es correcto darles profundidad a los personajes, pienso que en esta ocasión hace que tenga un final algo forzado, y ese detalle no me acabó de convencer.

Atentos al guiño del último acto. Hay sorpresa para los seguidores de Shyamalan.

¿La recomendaría?

Es una cinta curiosa, y tan sólo por la actuación de McAvoy y conocer así a su(s) personaje(s) merece la pena el visionado.



viernes, 27 de enero de 2017

Entrevista a Liss Evermore



Hoy en Castle Rock nos visita la escritora Liss Evermore, ¡bienvenida al asilo!

Primero de todo, nos gustaría que nos explicaras cómo surgió la Liss escritora.

La región de la que procedo es la más oscura que podrías imaginar. A casi 6.000 metros bajo las aguas superficiales, en un punto desconocido del mar abierto. La insondable profundidad del océano, donde ni siquiera el Sol es capaz de iluminar sus arcanos misterios. Emergí un día tempestuoso con el propósito de contar mis historias al mundo, y dejé que la corriente me arrastrara entre barcos y submarinos hasta llegar a una playa. Entonces surgió Liss; la Liss escritora.

Coleccionable de Tragedias es tu primer libro. Dinos, ¿por qué microrrelatos?

Me gustan los acertijos, y los microrrelatos plantean acertijos. Fuerzan al lector a pensar, a imaginar. Juegan con él y con su capacidad para crear escenas. Si el microrrelato está bien construido, incitará a que el lector reproduzca una escena en su cerebro sin habérsela mostrado previamente. Me gusta expresar una sensación sin necesidad de descripciones. Con el microrrelato puede conseguirse esto y mucho más. Se trata de un impacto, un balazo, y si es certero, provoca una explosión de sentimientos en quien lo sabe encajar. “Coleccionable de tragedias” es un reto, un juego interactivo en el que el principal protagonista es el lector.

Has participado en varias antologías, algunas de ellas pendientes de publicación, ¿para cuándo una novela larga, donde tengamos mayores dosis de Liss Evermore?

¡Próximamente en las librerías más cercanas! Pronto. Muy pronto. Las tinieblas están a punto de caer sobre vosotros. ¡Estad atentos!

A parte de escribir, eres maquetadora y correctora, e incluso te atreves con portadas ¿qué te atrae de estas otras facetas literarias?

Todo está relacionado con una dolencia que adquirí tiempo atrás. Maquetar, corregir, diseñar portadas, prologar… Es el cuadro clínico de una enfermedad erradicada de la sociedad moderna. Me provoca continuas crisis y trastornos de perfeccionismo. La enfermedad del deseo por hacer las cosas bien.

La Colina de los Amantes es un relato que podemos encontrar en Lektu y que recuerda a los mejores momentos de los slashers de los 80, ¿en qué te inspiraste a la hora de escribirlo?

Que recuerde a ellos es todo un halago para mí, porque precisamente en ellos está inspirado. En grandes títulos de la gran y de la pequeña pantalla. ¿Quién no se moriría por protagonizar una de esas historias norteamericanas de asesinos enmascarados con caretas de hockey?

¿Cuáles son tus influencias?

En cuanto a la literatura, básicamente tres.

Mi primer contacto con el terror me marcó de una manera irreversible y sirvió como influencia para crear a la Liss escritora. Husmeando en la trastienda de una vieja librería abandonada, enterrado bajo una torre de libros, encontré un ejemplar de Historias de la cripta. Aunque en realidad siempre creí que fue él quien me encontró a mí.

Mi segunda influencia apareció sobre el estante de un desván polvoriento. Cerca de la mía, había una casa maltrecha de la que se decía que estaba encantada. Los rumores no eran del todo una leyenda; lo cierto es que allí habitaba una de las cosas más espantosas que he visto jamás: una encuadernación hecha de piel humana. Una serie de manuscritos de horrores innombrables, firmados por el puño y letra del solitario de Providence. Fue toda una revelación.

Lo que por último terminó de engendrar a la creadora que llevaba en mi interior, fue un viaje a extrañas tierras. Una visita familiar a un castillo en el este del viejo continente, donde tuve la fortuna de descubrir la literatura de terror gótico, y en especial el género de la ghost story.

¿Y tus escritores predilectos?

Junto con Lovecraft, algunos autores de la época victoriana: Guy de Maupassant, Ambrose Bierce, Horace Walpole o M. R. James.

¿Podrías decirnos cuál es la novela y/o película más terrorífica que ha caído en tus manos?

Quizás el relato El modelo de Pickman, de Lovecraft, y la película Las manos de Orlac, del expresionista Robert Wiene.

Háblanos un poco sobre tu proceso creativo, ¿cómo llegan esas macabras ideas a tu cabeza?

Es curioso, porque en realidad no llegan. De algún modo están ahí, desde siempre, esperando a que comience a escribir para aflorar. Tanto en el microrrelato, como en el relato y en la novela, afronto el papel en blanco partiendo siempre de sensaciones, más que de historias ideadas. No soy una guionista. Me considero una creadora de atmósferas. Cuando ellas surgen, configuran el escenario dotándolo de las entidades adecuadas y coloreándolo con los tonos necesarios, con el propósito de conseguir la sensación constante que quiero transmitir al lector, y por supuesto, a mí misma.

No hago borradores ni escaletas; ni siquiera preconcibo la historia antes de escribirla. Es la historia la que me guía a mí, a medida que toma forma. Prestando atención a tus propias palabras, puedes averiguar en qué dirección tienes que llevarlas. Lo que escribimos adquiere inteligencia propia. Sólo hay que saber escuchar.

Mi proceso creativo podría entenderse como una improvisación artística continua, cuyas intenciones principales son: establecer una armonía literaria, crear una escena en la mente del lector y transmitir sensaciones.

Si tuvieras que convencer a nuestros internillos, ¿qué les dirías para que se pelearan por leer tus historias? No te preocupes por la sangre, la limpiaremos después con mucho gusto.

Iss mass ssarati sha mushi lipshuru ruxisha limnuti!
Izizanimma ilani rabuti shima ya dababi!
Dini dina alakti limda! Alsi ku nushi ilani mushiti!
Ia mass ssarati iss mass ssarati ba ids mass ssaratu!

Por último, ¿cuáles son tus futuros proyectos?

Pronto verá la luz un libro en el que he colaborado como prologuista, así como dos antologías en las participo en calidad de coautora. A este respecto he de mencionar también la Antología ucrónica. Relatos desde el Multiverso, publicada recientemente en Lektu con muy buena acogida.
En cuanto a obras propias, he escrito mis dos primeras novelas y en la actualidad estoy preparando la tercera. Su publicación, por el momento no puedo decir cómo se llevará a cabo, pero os adelanto que estarán disponibles a la venta en un futuro cercano.

El mar de tinta es denso y absorbente, y me arrastra hacia mundos incognoscibles.

Muchísimas gracias por visitarnos, estamos encantados de tenerte por aquí y esperamos verte de nuevo, a ser posible con vida, paseando por los pasillos de Castle Rock. ¡Cuidado al salir! Los fantasmas pueden ser traicioneros y llevarte a las entrañas del asilo.

Ha sido un placer compartir este lapso de mi vida con vosotros. Rezaré para que me atrapen esos fantasmas y que volvamos a encontrarnos nuevamente, en circunstancias más insanas. Gracias y buenas noches.


miércoles, 25 de enero de 2017

Reseña: ¿Quién dijo miedo?, de Jorge Urreta



Sinopsis:

Aitor Garmendia es un adolescente normal. Estudia, sale con sus amigos, y fanfarronea como buen bilbaíno que es. Es conocido por su arrojo y las continuas apuestas arriesgadas que han forjado su fama de temerario. Hay un nuevo centro comercial en la ciudad y Aitor quiere demostrar a sus amigos que es capaz de otra de sus hazañas al grito de su habitual "¿Quién dijo miedo?". Lo que no espera es encontrarse con un secreto que jamás debió haber visto.

Tras el éxito de El año de la hortaliza, vuelve Urreta con esta nueva novela, que combina a partes iguales un misterio que atrapa al lector con una intriga policíaca que no le permitirá cerrar el libro.

Opinión:

Debo reconocer que esperaba una novela de terror, más que nada por el título, pero nos encontramos ante todo un thriller.

La historia es rápida y trepidante, por lo que se lee en un suspiro, y la acción no decae en ningún momento. Me hubiera gustado que Urreta exprimiera más los secretos de los “malvados” de la novela, ya que adoro este tipo de temas, y profundizase algo más.

La narración es fluida y coloquial, lo que hace que no aburra y sea amena para el lector.

De los personajes, me ha gustado que estuvieran bien perfilados, y que Yolanda fuera toda una heroína en muchos momentos y no un florero que se dejara rescatar todo el rato por Aitor. Un muy buen punto a favor y que se agradece.
Aitor, el protagonista, es un personaje con el que puedes empatizar fácilmente, aunque debo reconocer que el que más me ha gustado es el inspector Segovia.

Lo que sí he encontrado alguna situación algo forzada y algunos diálogos que no me acababan de cuadrar, puede que por la rapidez de algunas situaciones, que a pesar de ser un punto a favor, creo que en esta ocasión, para mi gusto, falla un poco.

¿Lo recomiendo?

Resulta una lectura entretenida y vibrante, con buenas dosis de suspense, por lo que es ideal para los que buscan una novela rápida de leer.

Muchas gracias a Jorge Urreta por el ejemplar.

lunes, 23 de enero de 2017

Crítica Pay the Ghost de Uli Edel



Sinopsis:

Un profesor inicia una búsqueda exhaustiva tras descubrir que su hijo ha sido raptado durante una noche de Halloween.

Opinión:

Nicolas Cage protagoniza este film de terror que, sin ser nada del otro mundo, cumple. Puede que no sea un peliculón o la cinta más terrorífica que haya visto, pero encontré la historia bastante efectiva a pesar de ser algo típica.

Le acompaña Sarah Wayne Callies (Lori Grimes en TWD), que hace de la sufridora madre de un niño desaparecido el día de Halloween y a la que parece estar cogiendo el gustillo a protagonizar películas de terror (en otra ocasión, hablaremos de Al Otro Lado de la Puerta).


Mike y Kristen son un matrimonio feliz que debe enfrentarse a una de las peores tragedias: la pérdida de un hijo y el desconocimiento de qué le ha ocurrido.

Mike empieza a investigar y descubre que una vieja leyenda sobre una bruja está detrás de la desaparición del pequeño Charlie.

La bruja, como es costumbre en este tipo de films, tiene una historia trágica que justifica todos sus actos, aunque no por ello deja de ser malvada y aunque entiendes su enfado, la venganza se le va de las manos.


La película es amena, no aburre en absoluto, y aunque el tema esté ya muy trillado, me gustó mucho el cómo hace las cosas este fantasma y el porqué del título de la cinta, aunque no puedo dar más detalles para no destripar la sorpresa.

Lo que sí que no me ha gustado es el doblaje. La vi en castellano y creo que tanto las interpretaciones como las voces no estuvieron bien elegidas, así que recomiendo su visionado en versión original.

¿La recomendaría?

Es entretenida, sin más, para esos días que no tienes nada mejor que ver.


jueves, 19 de enero de 2017

Reseña: La Colina de los Amantes, de Liss Evermore




Sinopsis:

"Plainfield, Nueva Jersey. Verano del '54. Un Cadillac descapotable, una pareja de adolescentes, y en lo profundo del bosque... algo más".

Ya está aquí la nueva tragedia de Liss Evermore, la autora de "Coleccionable de tragedias". Una historia con tintes americanos que os transportará a un pequeño pueblo donde está a punto de ocurrir algo muy truculento. ¿Queréis averiguar lo que se oculta entre los árboles? Subid a La Colina de los Amantes y contempladlo con vuestros propios ojos. ¡Pero andad con cuidado! ¡No vayáis a perder la cabeza!

Disponible en Lektu.

Opinión:

Liss Evermore nos presenta una historia que bien podría ser de esas que se cuentan a la luz de una hoguera, tratando de asustar a los amigos y procurando que esa noche no puedan dormir.

Con toques de leyenda urbana, La Colina de los Amantes narra como una pareja de enamorados intenta consumar su amor pero son interrumpidos por algo (o alguien) que les arruinará la noche.

A pesar de ser un relato corto, se disfruta de principio a fin, y es como estar viendo uno de esos slashers que tanto proliferaban en los 80 y que tan buenos recuerdos nos producen a los amantes del terror. 

Es trepidante, sangriento y está escrito de forma impecable.

La maquetación, algo que normalmente pasa desapercibido, en esta ocasión es un punto extra, ya que Liss ha cuidado hasta el más mínimo detalle, dándole un toque de calidad que a veces falla en este tipo de formatos.

¿Lo recomiendo?

Absolutamente. Si eres fan de las películas de Viernes 13 y Halloween o un nostálgico del terror ochentero, no te lo puedes perder. Recomendable al 100%

martes, 17 de enero de 2017

La Sala Común: American Horror Story Roanoke



Leyendas, terror y sangre.

La verdad es que no sabía qué esperar de la nueva temporada de AHS. Ha sido una serie, para mi gusto, bastante irregular, aunque ya con Hotel recobré un poco la esperanza en ella. Y con Roanoke la reafirmo.

La premisa de esta nueva aventura de Ryan Murphy y Brad Falchuk ya de por sí es interesante: un matrimonio se muda a una finca que resulta estar encantada. Todo ello, narrado en forma de documental, un formato nuevo en esta serie.

Esta sería la primera parte de la temporada. Vemos a actores recreando los hechos que ocurrieron en ese lugar, y a los “auténticos” protagonistas narrar su historia.
En Roanoke no han escatimado en sangre y vísceras, y resulta una delicia para los amantes del gore.


La segunda parte, se trata de un reencuentro, y es que al director del documental no se le ocurre otra cosa que unir a los que sufrieron los hechos con los actores en la casa durante la llamada “luna de sangre”, los días donde los espíritus son más peligrosos. No hace falta decir que, lo que pretendía ser un Gran Hermano de terror falso resulta ser un festín de sangre.

La verdad es que me ha gustado mucho que no hayan escatimado en vísceras y escenas violentas, y me ha hecho gracia que pongan un aviso sobre ellas, ya que te da la impresión de que estás viendo un documental real, de esos que ponen en la televisión sobre fenómenos paranormales, pero más sangriento.

Me ha encantado que hayan utilizado el enigma de la colonia desaparecida de Roanoke, la verdad es que es un hecho que ya conocía de antes y que me parece de lo más interesante.


Otra cosa que me gustaría destacar de Roanoke es que, como ya va siendo habitual en esta serie, las actrices tienen un peso muy importante. Me ha gustado especialmente Kathy Bates, que interpreta a La Carnicera de forma sublime, y a una actriz atormentada por el personaje, Lady Gaga, que aunque breve, me ha fascinado, y Sarah Paulson, actriz fetiche de AHS y que se gana el puesto a pulso.

En definitiva, me ha parecido una temporada entretenida, con algún buen susto y sobretodo, con litros de hemoglobina. Después de esta, tengo muchas ganas de ver que nos preparan para la siguiente.