viernes, 8 de mayo de 2015

Crítica Los Vengadores: La Era de Ultrón por Rubén Giráldez González





Parece mentira que "aquella película de superhéroes más" que fue Iron Man, no solo se revelase como una de las mejores del género (quitándonos el mal sabor de boca de anteriores producciones de personajes Marvel como la primera de Hulk, el Daredevil de Ben Affleck o el Ghost Rider de Nicholas Cage), sino que fue el origen del ya conocido y exitosos Universo Cinematográfico de Marvel Studios. Después le darían una nueva oportunidad al gigante esmeralda en El Increíble Hulk, que siguió dando unos cuantos detalles de unificación de universo compartido y nos regaló una de las mejores peleas héroe y villano vistas en el género. La seguiría la secuela de las aventuras del hombre de hierro, que nos incluía al personaje de Viuda Negra y daba más importancia a la organización SHIELD. Con Thor, nos quedó claro que este universo cinematográfico no tenía límites, y con el Capitán América: El Primer Vengador, descubrimos sus orígenes, además de darnos al final de la película, el sorpresón definitivo... Sí, en 2012, la Fase 1 terminó por todo lo alto, al llegar a los cines de todo el mundo Los Vengadores. La película que reunió a los héroes más poderosos de la tierra en la gran pantalla. Y, cómo no, se convirtió en todo un hito de la historia del cine moderno, llegando al tercer puesto del Top 10, de las películas más taquilleras de la historia y haciendo realidad el sueño húmedo de millones de fans de las viñetas.

Cuando salí del cine, ya estaba clamando a los cielos que no tardase en llegar la segunda parte y que la Fase 2, fuese tan buena como la primera. Y aunque no empezó de la mejor manera, debo de reconocer que Iron Man 3 funciona a la hora de hacer de hilo conductor de Los Vengadores (vemos a Tony Stark arrastrando secuelas mentales de su enfrentamiento espacial contra los chitauri, la Legión de Hierro y en la escena post créditos, se nos deja claro que el doctor Bruce Banner ha aceptado la oferta de trabajar en el I+D de Industrias Stark). Seguimos contemplando como el Dios del Trueno expande la parte más mágica del UCM con Thor. El Mundo Oscuro. El Capitán América: Soldado de Invierno, también funcionaba perfectamente como continuación de Los Vengadores, además de ser un fantástico thriller conspiratorio y una especie de Vengadores 1.5. Y Guardianes de la Galaxia nos dio un respiro (a pesar de seguir con la continuidad gracias al tema de las Gemas del Infinito y la presencia de Thanos) dándonos una divertidísima y emocionante Space Opera que nos presentaba un nuevo grupo de justicieros (esta vez más irreverentes y gamberros) y suponía toda una verdadera revelación teniendo en cuenta al director escogido (James Gunn es discípulo del legado trash de la Troma y, aunque sus películas son joyitas, no dejan de tener el sello de Serie B que hace que el gran público no las vea con buenos ojos) y los personajes con los que trabajaban (este supergrupo es desconocido incluso para muchos fans de los cómics Marvel).

Además, está el trabajo de esta productora en la pequeña pantalla, con trabajos con mayor o menos éxito como Agentes de SHIELD, Agente Carter y Marvel´s Daredevil que no dejan de ampliar el UCM.

Y tras todo este excelente recorrido y tres años de espera, por fin podemos asistir a la continuación de las aventuras de estos héroes en Los Vengadores: La Era de Ultrón. Una película que ha estado en boca de todos desde que empezó a rodarse (¡y ya ni os cuento cuando empezaron a llegar los primeros detalles, concept arts y el glorioso primer trailer!), pasando a ser todo un evento (incluso Gillete promocionó la película con una línea de maquinillas de afeitar inspiradas en Iron Man, Hulk, Thor y el Capitán América que estoy deseando que decidan a comercializarse) y creando en la gente unas expectativas tan altas que no han terminado por hacer mucho bien a la película. Que se está ganando una buena legión de detractores.

Ya estaréis preguntándoos. ¿Pero es que acaso La Era de Ultrón es mala? Claro que no. ¿Es mejor que Los Vengadores? Ufff... en menuda tesitura me ponéis. Hay que pensar en lo que supuso la primera entrega. En ella vimos como se conformaba uno de los mejores supergrupos de los cómics en la gran pantalla (además de hacer confluir todas las tramas trabajadas en las anteriores películas) en una historia que alcanzaba grandes cotas comiqueras. Aún a día de hoy, hay quien sigue sin creerse lo que Joss Whedon (Buffy cazavampiros, Firefly) hizo en 2012. Por lo que el listón lo pusieron muy alto. Pero no voy a decir que La Era de Ultron sea peor que la primera porque no lo es. Pero tampoco afirmaré con rotundidad que la supere porque, aunque admito que la he disfrutado muchísimo más que Los Vengadores, por unos cuantos problemas e inconvenientes no logra ser la perfección que estaba destinada  a convertirse.

La película arranca de la mejor manera: Con los Vengadores atacando la base en la que se esconde el barón Von Strucker, actual líder de HYDRA, que está realizando extraños experimentos con material chitauri y el cetro de Loki.



Ni 5 minutos necesita Whedon para dejarte con la boca abierta. Si en Los Vengadores, tardábamos casi toda la cinta en verlos pelear juntos, en La Era de Ultrón, empezamos viendo a estos héroes (incluso el devastador Hulk) luchando en perfecta sincronía, mientras bromean y se lanzan pullas. También los vemos totalmente actualizados (sus nuevos trajes, el imán para recoger el escudo del Capi, que está sacado de los cómics e incluso los pantalones super elásticos del gigante esmeralda) gracias al magnate Tony Stark. Todo esto para dejar claro que Los Vengadores ya son todo un equipo verdaderamente unido... ¿o no?

Si es cierto que esta película tiene (como todas) muchas elementos sacados de las viñetas. Hay que reconocer que tiene otras tantas modificaciones que ya chistaron a muchos. Aunque yo ya he asumido que las películas no van a ser un calco de los cómics que adaptan y he aprendido a disfrutarlas como una nueva línea temporal. A lo largo de la crítica los comentaré más en profundidad.

Ya os dije que la película empieza fuerte, ¿no? Pues ya os podéis ir preparando, Los Vengadores: La Era de Ultrón es un no parar, una orgía de acción adrenalítica, de luchas encarnizadas, de golpes y explosiones, con un ritmo verdaderamente endiablado que apenas nos da un par de minutos de sosiego. Esta es, a la vez, su mejor y peor baza. Mejor, porque así, el espectador no podrá despegar los ojos de la pantalla, verdaderamente emocionado por lo que está viendo. Y es que esta secuela es más comiquera que la anterior (el mejor ejemplo es la escena ralentizada de todos los vengadores en plan formación de ataque) Pero este ritmo tan alocado acaba pesándole factura cuando apenas se para a explicar cosas esenciales. Esto ya pasó con la primera película que, sobre todo, no explicó apenas nada de lo acontecido tras Thor. Y la parte grabada en la que veíamos un poco del Capi tratando de integrarse en esta nueva época, se tuvo que retocar para mostrarla en Soldado de Invierno. Y es que, el primer montaje alcanzó las tres horas de duración, y los mandamases de Disney (no me creo que fuera cosa de Kevin Feige) mandaron recortar el conjunto. Tal como pasó en La Era de Ultrón. 45 minutos fueron recortados. Y es muy fácil comprobar que esto sucedió... Volved a echar un vistazo a los trailers y contad las escenas que no aparecen en el montaje final. Si en la primera película, los recortes no afectaron demasiado al conjunto, en esta secuela sí. Una pena que los jefazos de la factoría del ratón Mickey no se hayan atrevido a dejar la película tal como la ideo Joss, que lo tuvo muy complicado a la hora de decidir cual escena recortar. De no ser por esto, la película habría sido redonda(espero que no tarden en sacar el DVD y Blu-ray con la versión del director).



Vamos a hablar de los protagonistas: Como siempre, Robert Downey Jr, (Sherlock Holmes, Zodiac) hace de Tony Stark tan socarrón como siempre, aunque se notan las secuelas de la batalla de Nueva York y su tercera aventura en solitario. Lo vemos más asustado ante las grandes amenazas, y ese temor motivará el nacimiento de un enemigo que no solo busca la destrucción mundial, sino también la del supergrupo. Me ha gustado ver como se empiezan a acercar al personaje manipulador y déspota que llegó a ser en los cómics a partir de Civil War, verlo más como el mecenas del grupo que el líder, y que no le diesen tanto protagonismo (siempre temo que el personaje acabe como el Lobezno de Fox: terminando por eclipsar al resto del grupo). Sin duda, Whedon ha sabido tratar a los personajes y todos tienen sus momentos.

Chris Evans (Push, Sunshine) ya ha enterrado su pasado como la Antorcha Humana de las películas de Los 4 Fantásticos, y ya ha hecho suyo el personaje del Capitán América. En serio, ME ENCANTA ver como uno de mis personajes favoritos cobra vida en la gran pantalla. Además, ayuda que el nuevo traje que luce sea una pasada y nos haga olvidar el que tuvo que vestir en la primera entrega, que fue foco de no pocas burlas. Y me emociona verlo en el papel del líder nato que es (no me quito de la cabeza ese finalazo).

Thor (Chris Hemsworth) es el que peor sale parado, la verdad. No solo porque limitan mucho sus poderes (es el Dios del Trueno y apenas lo vemos en un par de escenas convocando rayos) y solo lo ponen a dar puñetazos y martillazos. Apenas lo tratan, como queriendo reservarlo para su tercera película en solitario. Pero sigue teniendo sus momentos, como todos (sobre todo, los cómicos).

Si en la anterior película, no fueron pocos los que se quejaron del poco protagonismo de Ojo de Halcón, ya que lo hacían más enemigo de los Vengadores (un buen homenaje a los cómics, la verdad) que aliado, Joss Whedon tomó buena nota para esta secuela. Y se agradece, porque es cierto que es el personaje más maltratado y dado de lado del UCM, estando desaparecido un buen tiempo (incluso las escenas en las que salía junto al Capi y Viuda en Soldado de Invierno se recortaron). Pero en La Era de Ultrón, Clint Burton es uno de los personajes más importantes, llegando a ser quien une de verdad al grupo. Él es un humano que camina entre dioses. Pero es más que un tipo con un arco y flechas. Sin duda, el personaje de Jeremy Renner (28 Semanas Después, Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas) emocionará (esa conversación con la Bruja Escarlata en medio de la batalla final con Ultrón) y sorprenderá a todo el mundo.

Viuda Negra, siempre tan bella y letal, revela en esta película su lado más humano y emocional. Cosa que está siendo objetivo de la mayoría de las críticas hacia La Era de Ultrón. Y, aunque reconozco que estas partes son las que menos me han gustado del conjunto. No me desagradan y no me importa que estén ahí (todo lo que sea profundizar en los personajes, bienvenido sea). Por lo demás, Scarlett Johansson (Under the Skin, La Isla) sigue demostrando lo versátil (un día está protagonizando una película de acción como Lucy y al siguiente está rodando Her) y lo implicada que es (rodó esta película en medio de su embarazo) a la hora de actuar.

Mark Ruffalo (Shutter Island, Begin Again) se ha convertido en mi Bruce Banner/Hulk favorito. Buen punto lo de los códigos verdes (teniendo en cuenta lo destructivo que es el Goliath verde, no siempre es necesario liberarlo) y aunque muchos digan que su Hulk es un gorila (por su postura), para mí es el más espectacular (y que su cara conserve tan bien los rasgos de Mark, me flipa).

Pero no hay que olvidar que La Era de Ultrón introduce a tres nuevos vengadores.

Empezamos por los gemelos Maximoff. Personajes que han sido los que más cambios han sufrido respecto a los cómics y que ya conocimos en la increíble escena entre-créditos de Capitán América: Soldado de Invierno.
En los cómics, estos dos hermanos son mutantes e hijos del mismísimo Magneto, que cambiaron su carrera de villanos con la Hermandad de Mutantes Diabólicos, por la de héroes junto a Los Vengadores. Pero como siempre, el tema de los derechos fílmicos vendidos en los 90 vuelve a suponer un problema para Marvel Studios. Sí, pueden utilizar a estos dos personajes gracias a su estatus como Vengadores. Pero no pueden mencionar la palabra mutante, por lo que su origen no es otro que la experimentación a manos de Strucker. Y aunque, al principio los llamamos Inhumanos, en esta película los llaman Mejorados (el tema Inhumano hasta su película en 2019, parece que solo va a ser tocado en Agentes de SHIELD), además de hacerlos enemistar con los Vengadores (sobre todo con Tony Stark).

Parece que los poderes de la Bruja Escarlata de Elizabeth Olsen (Godzilla, Luces Rojas), también han sido limitados con respecto a su homóloga en las viñetas, dejándola solo con poderes telequinéticos y de manipulación mental (espero que en próximas apariciones se vaya desarrollando aún más sus poderes). Pero aún así, me han sorprendido demasiado, sobre todo a la hora de producir esas terribles pesadillas que dejan K.O a buena parte de los Vengadores (una enemiga a tener muy en cuenta, ¿no?). Estoy deseando ver como aprovecharán a este poderoso y complejo personaje.

En cuanto a su hermano Pietro, reconozco que la sorpresa fue mayúscula. Aunque todos sabíamos que Aaron Taylor-Johnson no podría defraudarnos mucho a la hora de encarnar este personaje (su trabajo ya está ligado al mundo de las adaptaciones comiqueras. No olvidemos que él es Kick-Ass), la sombra del Mercurio de Evan Peters (American Horror Story) en X-Men: Días del Futuro Pasado estaba ahí, animando a las odiosas comparaciones. Y seguro que estaréis deseando saber cuál es mi Mercurio favorito, ¿no? Pues tengo respuesta fácil, la verdad: El Mercurio de La Era de Ultrón me gusta más que el de la saga mutante de Fox... He dicho gustar, ¿eh? No voy a decir que es el mejor ya que no es muy justo, teniendo en cuenta que el de Peters, apenas fue un cameo. Pero hay que reconocer que los efectos a la hora de trasladar los poderes de super velocidad de Pietro a la gran pantalla, están mejor en esta película (aunque la escena del Pentágono de Días del Futuro Pasado siga estando mejor ejecutada). Y la caracterización es mejor, al igual que el dotarle del carácter impulsivo y de superioridad propios del personaje de cómic (amén de la actitud sobre protectora para con su hermana).

Aunque hay que decir que estos dos son a los que más le afectan las endiabladas tijeras. Se agradecería que dejasen todas sus escenas para darnos toda la profundidad que estos personajes necesitaban.



Y vamos con la verdadera sorpresa de la película: Visión. Este personaje al que presta voz y rostro Paul Bettany (Legión, Mortdecai) fue el secreto mejor guardado de La Era de Ultrón... Sí, cierto que nos lo mostraron en concept arts, en pósters, en el último trailer (aunque solo fue parte de su rostro) y llegó a protagonizar un spot. Pero en realidad no nos habían enseñado NADA del personaje. Él es otro cuyo origen se diferencia de los cómics, en los que es construido con el cuerpo de la Antorcha Humana original (sí, es un androide, ¿no lo sabíais?) y dotado de los patrones cerebrales de Wonder Man. Aquí se respeta que sea Ultrón su creador, aunque el fin para el que fue creado también es diferente y sorprenderá saber quién le ceda sus patrones a este curioso androide. Con lo difícil que era llevar a la gran pantalla un personaje tan colorido y Marvel Studios renueva el diseño, eso sí, respetando al original (me encantó como resolvieron el ponerle la capa). Este personaje no solo se ha ganado el derecho de ser Vengador a la fuerza, también se ha ganado al público gracias a sus frases y momentazos (sobre todo uno que llega a parecerse al increíble momento "Dioses a mí" de Hulk). Lo único que no me ha gustado, ha sido que no se hablase un poco de sus poderes y habilidades. Yo conozco el personaje y lo sé, pero seguro que un espectador que solo ve las películas se sentirá de lo más confuso en algunas escenas.



Ahora toca hablar de los villanos. Sobre todo del ya mencionado Ultrón. Sobre él, las opiniones están MUY divididas (aunque lo mismo pasó con Loki), pero creo que la mayoría son motivadas por el cómic, Ultrón Ilimitado, en el que la inteligencia artificial demostraba lo despiadado que podía llegar a ser, masacrando un país entero. Y aunque el de la cinta es despiadado, claro que no llega a tales extremos (no olvidemos que es una película de la casa Disney y que tiene que estar dirigida a todos los públicos), pero por poco. Personalmente, y con permiso del Kingpin de D´Onofrio, considero que Ultrón es el mejor villano que he visto hasta ahora en el UCM. He disfrutado de todas las escenas de este robot, de sus imponentes entradas y sus diálogos y reflexiones. Muchos se quejan de la humanización del rostro de Ultrón, a mí me ha encantado ver las expresiones de James Spader (Stargate, Lobo) en este androide tan especial que, en más de una ocasión, que ha tratado mil veces mejor el tema de la IA que Chappie.
Es una pena que (como bien ha dicho el propio Whedon) se haya tenido que limitar tanto los poderes de Ultrón (y ya van 3 personajes con límites). Volviendo a darnos el "factor Loki", esta vez cambiando a los Chitauri, por el ejército de Ultrones, haciendo que no llegasen a mostrarnos batallas entre Los Vengadores y Ultrón como las que podemos encontrarnos en los cómics.
Tengo ganas de volver a ver la película en VO para disfrutar de la voz de Spader, pero el doblador español no lo ha hecho nada mal, que conste.

No entraré en debates sobre si Ultrón es mejor villano que Loki. Personalmente me gustó más Ultrón. Aunque hay que reconocer que Loki también es un gran villano (aunque él, ya ha tenido más películas para desarrollarse). Pero me quedo con el imponente y mal rollero androide con aires de superioridad y con fijación por las canciones de Pinocho.



Los otros villanos que vemos en la película son un desaprovechadísimo Barón Von Strucker, interpretado por Thomas Kretschmann (King Kong, Blade II) tras pintarlo como una amenaza a tener en cuenta en aquella escena de Capitán América: Soldado de Invierno, y Ulises Klaw. Este último me ha sorprendido muy gratamente, a pesar de lo breve de su aparición. Andy Serkis (El Origen del Planeta de los Simios, El Señor de los Anillos: Las Dos Torres), quien fue llamado para asesorar al equipo de la película sobre la captura de movimientos, terminó encarnando a un villano al que no debemos perder la pista, ya que es muy probable que lo volvamos a ver en Black Panther.

Y aún con todos estos grandes personajes. Joss no se olvida de otros tantos que hemos visto hasta ahora en el UCM, gracias, sobre todo, a las partes de la fiesta y las pesadillas. Volveremos a ver a María Hill, Máquina de Guerra (suerte que la tontería de Iron Patriot se terminó), Falcon, Peggy Carter, el Doctor Sevig Heimdall (una pena no haber tenido también a Jane Foster y la señorita Popps, aunque no faltará su mención en boca de sus queridos).



Si bien es cierto que esta película tiene el sello Disney, no es razón para que no tenga ese toque oscuro que vimos en los trailers y en algunas películas de la Fase 2. Aunque claro, no olvidemos qué película estamos viendo. El humor sigue cobrando un papel muy importante. Tanto como el cameo del incorregible Stan Lee. Él considera que ha sido su mejor cameo, y yo no se lo discuto (EXCELSIOR).

Muchos comentan que Los Vengadores: La Era de Ultrón, es una película "de paso". Y no les voy a negar que, en cierto modo, lo es. Pero a diferencia de la primera, que marcaba el final de la Fase 1. La película que finalizará la Fase 2 no es otra que Ant-Man. Además, esta secuela es encargada de plantar las semillas de las que brotarán las mejores historias de la Fase 3. Gracias a las pesadillas de la Bruja Escarlata, tenemos el primer vistazo a Thor: Ragnarok (una pena que por culpa de los dichosos recortes, no pudiésemos ver las escenas de Loki). Seguimos allanando el terreno para Infinity Wars, y se comienza a vislumbrar la Civil War. Aunque esta última es la que menos se desarrolla. Y en mi opinión, debería ser al contrario. Civil War será la película que inicie la Fase 3. Y La Era de Ultrón, debería haber servido de perfecto puente hacia tal evento. Sí, notamos algunos roces en el equipo, y en la película ha habido gran cantidad de destrozos (seguro que cierta Pantera no estará muy encantado tras el enfrentamiento entre Iron Man y Hulk en sus tierras). Pero en ningún momento notamos la sombra de la guerra civil. Al contrario que en Agentes de SHIELD, donde están trabajando mejor el tema.

Vuelvo al tema de los recortes. Y es que, sin duda, han hecho que esta película pierda mucho. Para empezar con la ausencia de Loki, que ya ha mosqueado a bastantes fans. Y hacen sacarte demasiado de la película. Como con ese principio en el que te echan sin ningún reparo en la operación de invasión contra la base de Strucker. Apenas te dan unas migajas de información para situarte. Si quieres enterarte bien, debes ver uno de los últimos capítulos de la segunda temporada de Agentes de SHIELD, incumpliendo aquellas palabras que aseguraban que no hace falta ver las series para enterarse de las películas. Y por otro lado, está el tema de la introducción de Ultrón. Si ya sufrió cambios al hacer que Tony Stark, fuese su creador, además se olvidaron de cumplir su promesa de mencionar que el proyecto fuese idea de Hank Pym. Espero que en Ant-Man hablen del tema, pero me pareció fatal que ni se tomasen unos segundos para mencionarlo al hablar de la iniciativa. Y la forma en la que Tony y Bruce hablan del programa Ultrón como si el espectador ya tuviese que saber todos los detalles, tampoco ayuda a la hora de presentar al villano. Amén, de toda la parte de Thor buscando respuestas en esa misteriosa cueva, queda demasiado inconclusa. Señores productores, prefiero prescindir de un par de escenas de acción si así ayuda a que quede todo menos caótico.

La BSO no está mal. Destaco, sobre todo, el tema que suena al presentar el título de la película. Bryan Tyler (Iron Man 3) y Danny Elfman (Spiderman, Pesadilla Antes de Navidad), se encargan de darnos un buen acompañamiento musical y de reinterpretar el vibrante tema principal de Los Vengadores.

En cuanto a la escena entre-créditos (en esta no hay post créditos, ya os voy avisando), me dejó bastante frío. La encontré una especie de refrito de la primera película. Casi hubiese preferido la falsa escena realizada por fans en la que se nos presentaba a Spiderman.

Para no alargarme más, diré que Los Vengadores: La Era de Ultrón, es de lo mejorcito del cine de superhéroes y acción. Llegando a ser un verdadero cómic en movimiento. Con increíbles efectos especiales y asombrosas escenas de acción. Si te gustó la primera, esta no te defraudará. Esperemos que sus fallos y carencias sean solventadas en una futura versión del director.



Un gran aplauso al señor Whedon. No me extraña que tras realizar semejante espectáculo necesite un buen descanso.

Suerte que no queda nada para disfrutar de nuestra nueva dosis de cine Marvel Studios. En verano se nos presentará a un nuevo héroe, cuyos poderes no se deben medir por su estatura: Ant-Man.



Lo Mejor: Es un cómic en movimiento. Acción trepidante de principio a fin.

Lo Peor: Los fallos y carencias causado, sobre todo, por el excesivo recorte de escenas, que hacen que no sea perfecta.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada