viernes, 10 de octubre de 2014

Reseña: Un Saco de Huesos de Stephen King, por Rain Cross


El maestro lo ha vuelto a conseguir. He leído muchos libros de él (de los cuales reseñaré más adelante), pero Un Saco de Huesos (1998) ha sido el último que ha caído en mis manos, y se ha convertido en uno de mis favoritos.

Michael Noonan, un escritor en busca de recuperar la inspiración, vuelve a Sara Risa, una casa en TR, Maine, después de la muerte de su mujer, Jo. Al poco, conoce a la pequeña Kyra y a su joven madre, Mattie Devore, y se involucrará en una historia de venganza, poder y odio.

Al principio de la novela, tenemos a Mike Noonan sumido en una fuerte depresión después de la inesperada muerte de su mujer, Jo, de un aneurisma cerebral durante un caluroso día de verano. Ese hecho desencadenará una serie de cosas que culminaran en Sara Risa: un test de embarazo que Jo había comprado y del que no dijo nada a su marido, el bloqueo de Mike, que tira de manuscritos antiguos para seguir publicando un libro al año, su llegada al TR después de tres años, el descubrimiento de que su mujer había viajado sola a Sara Risa, y sus sospechas sobre un oscuro pasado que acecha a todos los habitantes del lugar.

Con esa premisa empezamos a adentrarnos en una historia con más de una sorpresa. Narrada en primera persona, empatizas con el protagonista desde la primera página, a parte que tiene unos toques cómicos que le hacen muy humano. Kyra es adorable, y su madre, Mattie, una joven dulce y valiente que ha tenido que luchar mucho para encauzar su vida.

El villano principal de la historia no es otro que el abuelo de Kyra, Max Devore, un hombre cuyo ego y maldad traspasarán límites insospechados, dejando a los fantasmas que atormentan a Mike en su estancia en Sara Risa como corderitos inocentes a su lado.

Cuanto más avanzan las páginas, más queremos un final feliz para Mike, Mattie y la pequeña Kyra, y más odiamos a Max Devore y a su inseparable asistente, Rogette Whitmore.

En esencia, nos encontramos con una historia de fantasmas y venganza, sí, pero nada es tan sencillo como parece, y es que pasado y presente se mezclan para contarnos la historia de Sara Tidwell y los Red-Top Boys y el por qué de su desaparición del TR.

Con muchas dosis de misterio y suspense, devoras las páginas tratando de descubrir el secreto que esconden los habitantes de ese pequeño lugar de Maine y las razones por las cuales Jo encubrió su embazado.

Libro muy recomendable, por sus dosis de intriga y terror (las apariciones y los sueños de Mike pueden llegar a estremecer), y por la forma en que King narra brillantemente esta historia, haciéndola adictiva y con escenas desgarradoras (SPOILER: la escena de la violación y posterior asesinato de Sara Tidwell es algo salvaje) que hacen que llegues a comprender los motivos por los que el fantasma que atormenta Sara Risa cometa los horribles crímenes que tienen lugar.


 

2 comentarios:

Coincido contigo, esta novela es de mis preferidas de King, alejada del viejo estilo y más próxima al sentimentalismo de sus últimos trabajos, pero mola mucho, más que La historia de Lisey, por ejemplo.

La Historia de Lisey la tengo pendiente, aunque debo reconocer que no me llama mucho xD Un Saco de Huesos me ha encantado, y estoy de acuerdo que ese estilo lo borda con esta novela :)

Publicar un comentario en la entrada