domingo, 24 de agosto de 2014

La cocina de Poniente, por Rain Cross


La comida en Juego de Tronos

No hay duda de que la comida es un tema importante en la saga de George R.R. MartinCanción de Hielo y Fuego.

Los libros están llenos de descripciones de los suculentos platos que comen sus protagonistas, y su versión televisiva no se queda atrás. Martin ha cuidado con esmero estos detalles en su saga, haciendo que en cada uno de los lugares de Poniente se coma una cosa diferente.

Así que gracias a Martin podemos imaginarnos como son los pastelitos de limón que tanto gustan a Sansa Stark, o una gran comilona con codornices bañadas en mantequilla que se puede degustar en Desembarco del Rey, sin menospreciar el cordero en salsa de cebolla y cerveza que se come en El Muro. La serie de televisión también muestra mucho de los manjares que el libro expone, viendo en ella a varios de los personajes con deliciosos manjares ante ellos.

Y Chelsea Monroe-Cassel y Sariann Lehrer han sabido aprovechar la ocasión. Con el éxito de los libros y la serie, y viendo la curiosidad que plantea poder probar los platos de nuestra saga favorita hechos realidad, han decidido escribir un libro juntas con las recetas de Canción de Hielo y Fuego. Con prólogo del propio Martin, el libro es fiel a los platos que se mencionan en su saga, siendo un recetario perfecto de comida de estilo medieval, e incluso usando técnicas de esa época para preparar los platos.


Gracias a ellas, podemos cocinar una deliciosa sopa de castañas que Cersei Lannister degusta en uno de los libros, o el pollo meloso de Invernalia.

También los fans usan la comida para conmemorar la tan exitosa saga: pizzas con los estandartes de las diferentes casas de Poniente, cupcakes decorados de diferentes formas y sabores y pasteles de cumpleaños coronados con el Trono de Hierro. Un gran surtido para los diferentes gustos que harán las delicias hasta de los seguidores más exigentes.


Cabe destacar que cada vez hay más bodas de estilo temático, y el universo creado por Martin es el tema escogido por sus fieles fans. Con temática medieval y vestidos salidos de Poniente, la comida también está basada también en los libros. Y como no, no puede faltar la tarta nupcial decorada para la ocasión.

Como curiosidad, decir que el propio George R.R. Martin ha confesado que no sabe cocinar, pero es capaz de describir con todo lujo de detalles todo lo que comen sus personajes.

Lo que está claro que ya sea probando una de las recetas sacadas de la mente de Martin como haciendo unos cupcakes con el estandarte de los Targaryen, podemos pasar un buen rato preparando comida centrada en nuestra serie favorita.

¡A comer, malditos! ¡El invierno se acerca!


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada