Castle Rock Asylum

Bienvenidos a la locura.

I Convocatoria Literaria de Castle Rock Asylum

Toda la información, aquí.

El terror en la mochila: Cementerio de Chauchilla (Perú)

Por Chica Sombra.

Déjame Salir, de Jordan Peele

Crítica por Rain Cross.

Spiderman: Homecoming de Jon Watts

Crítica por Rubén "Reaper" GonzáleZ.

Colabora

Colabora con nosotros.

domingo, 31 de agosto de 2014

Crítica: The Haunted World of El Superbeasto por Rubén "Reaper" GonzáleZ

Por si aún hay alguien que aún no lo sepa. Rob Zombie (estupendo apellido, ¿verdad?) es un verdadero artista.
Es principalmente conocido por su faceta musical que comenzó con White Zombie (llamado así en homenaje a la mítica película protagonizada por Bela Lugosi) y su posterior carrera en solitario. En sus canciones ya se puede descubrir la notable afición de Rob por el cine de terror, la serie B y los cómics.
A participado junto a guionistas de la talla de Steve Niles (30 Días de Noche), en cómics tan brutales y terroríficos como Bigfoot o El Clavo. Y en el 2003, comenzó su carrera como director de cine con la psicodélica La Casa de los 1000 Cadáveres (película que le costó cuatro años rodar) que fue, en su día, toda una declaración de intenciones. Después le llegaría el turno de dar su malsana y retorcida visión al inmortal film de John Carpenter (La Cosa, Lifeforce): Halloween. Y últimamente está ocupado en una película con la que pretende volver a sus brutales y polémicos orígenes cinéfilos: 31.
En 2009, nuestro buen amigo Rob, nos trajo una demencial y divertidísima película de animación, que fue directa al mercado doméstico y con una calificación R para dejar claro, que esta película NO es para público infantil. Y que sorprenderá a más de uno: The Haunted World of El Superbeasto.

“Basado en los cómics de mismo título, el film nos cuenta las increíbles y salvajes aventuras de una superestrella enmascarada que en ocasiones se ocupa de monstruosas amenazas en compañía de su super hermana y su compañero (un robot calentorro). En esta ocasión, se van a tener que enfrentar al “maléfico” Dr. Satán, que planea, junto a su sarcástico gorila inteligente, esposarse con una maleducada stripper para obtener los pomposos poderes del Infierno”.


Como podéis apreciar, la premisa habla por si sola. A quien se atreva a visionar The Haunted World of El Superbeasto, le espera una alocada aventura acompañado de los personajes más estrambóticos que se pueda uno imaginar.
Si algo caracteriza al Sr. Zombie, es que no tiene reparo alguno a la hora de mostrar lo que quiere enseñar. Y esta película es un claro ejemplo. Es una verdadera locura en la que TODO tiene cabida: desde una legión de zombis nazis que custodian la cabeza viviente de Hitler, hasta la grabación de una película porno dirigida por un gato y que culmina en una lucha con monstruosos súcubos en la que nuestro héroe está armados con un par de dildos… y todo esto narrado en clave de peli cartoon.

The Haunted World of El Superbeasto, contiene una gran carga sexual (creo que no pasa ni un minuto sin que un personaje femenino esté en cueros, enseñe los pechos o diga alguna guarrada. A destacar el momentazo musical “Pelea de gatas”), además de una buena cantidad de violencia, mucho humor negro y un buen número de ocurrentes e irreverentes canciones, bastante pegadizas. Un explosivo cóctel que solo la alocada mente de Mr. Zombie podía parir.


La película cuenta con un buen reparto de actores que prestan su voz a esta gamberrada cinéfila. Lo encabeza el comediante Tom Papa, Sheri Moon Zombie (The Lords of Salem, Halloween 2), esposa y actriz fetiche de Rob, Rosario Dawson (Sin City, Death Proof) y Paul Giamatti (Entre copas, Shoot´Em Up), entro muchos otros.

The Haunted World of El Superbeasto, es todo un homenaje, no solo a las obras de Rob (tenemos las estelares apariciones de su Michael Myers y tres de los más famosos integrantes de la familia Firefly), sino al cine de fantaterror en general (tenemos cameos del Jack Torrance de Nicholson, La Mosca de Vincent Price, el momento Carrie, a Leatherface, la remendada novia de Frankenstein, una especie de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, y un laaaargo etcétera de guiños y personajes que no le pasarán desapercibidos al espectador) y incluso se permite homenajear a peliculones como El Padrino. Y hasta hay un momento a lo Benny Hill.

Esta es una película para no tomársela en serio y pasar un buen y desenfadado rato de risas (y si es en compañía, mejor que mejor).

Lo Mejor: Su estilo cartoon que desentona (de buena manera) con la premisa, la historia y los personajes.

Lo Peor: Te deja con ganas de más alocadas aventuras de Beasto y compañía.


jueves, 28 de agosto de 2014

Remakes, reboots y versiones por Rain Cross

La nueva moda en el cine

Desde hace ya unos años que en Hollywood nos bombardea con remakes de películas. Algunos de ellos, acertados, como el de Dawn of de Dead (1978), clásico de George A. Romero que Zack Snyder modernizó, conservando sólo el lugar donde transcurre la acción y cambiando tanto personajes como las características de los zombies (en esta ocasión, corren). Aunque se echó de menos al Hare Krishna zombie, es una de las mejores películas Z de los últimos tiempos.
No es la primera vez que alguien hace un remake de Romero, ya pasó con Night of the living dead, versionada por el maestro de los 80 en efectos especiales Tom Savini, que si conservó la idea original cambiando algo algunos personajes, como una Barbara más guerrera y un nuevo final.


Carrie, de S. King ha sido otra de las ‘afortunadas’ en ser versionadas. Llevada al cine por primera vez por Brian De Palma y protagonizada por Sissy Spacek con muy buenas críticas, tuvo una nueva versión en 2002 más fiel al libro, y con Angela Bettis como Carrie White. En su última adaptación, tenemos a Choë Grace Moretz como la chica telequinética. Si bien son buenas adaptaciones, en ninguna de ellas muestra a la verdadera Carrie, la descrita en el libro, siendo en sus versiones cinematográficas una chica delgada y guapa, en vez de gordita y con granos.

Terror en Amityville (1979) también ha tenido su remake en 2005, con la misma historia, misma familia, que resultó ser muy interesante, mostrando más los fantasmas y explicando lo ocurrido antaño en la famosa casa. Evil Dead (1981) de Sam Raimi, vio su versión más moderna de la mano de Federico Álvarez en 2013, manteniendo la misma cabaña, situaciones, movimientos rápidos de cámara y claro está, el famoso Libro de los Muertos (Necronomicón en su versión antigua, Natorum Demonto en la actual). Cambia personajes, dejando de lado al carismático (y mítico) Ash, por Mia, una chica adicta a la heroína que su hermano y amigos tratarán de ayudar.

Más remakes son los que han sufrido los diferentes clásicos del cine de terror, como Drácula, El Hombre Lobo, La Momia (convertida en una película de aventuras y sacando todo el miedo que podría haber en ella) o Frankenstein.


Coincidiendo con la fecha de hoy, Viernes 13 (1980) tiene su reboot, al igual que Nightmare in Elm Street (1983), The Texas Chain Saw Massacre (1974) y Halloween (1978). Modernizadas, cambiadas salvo personajes claves, y con mejor o peor resultado.

Otra moda que tuvo lugar hace unos años fue la de hacer versiones de todas las películas de terror asiáticas que tuvieran un mínimo de éxito, como The Eye, Pulse, The Ring o The Grudge, agregando el toque americano a cada una de ellas.

¿Y todo esto a que viene? Pues a que ya hace unos años se habla de un reboot de la película de Tobe Hooper, Poltergeist. ¿De verdad hace falta? De momento poco se sabe del argumento de esta versión, sólo que cambiarán el nombre a todos los protagonistas. Dirigida por Gil Kenan, los actores ya están confirmados y se estrenará en 2015, si no hay retrasos en su producción.

Pennywise volverá en 2016 con una nueva adaptación de la aclamada novela (una de mis favoritas), de S. King sin el tristemente fallecido Tim Curry como el aterrados payaso. Su primera versión, de 1990, fue estrenada como telefilm y dividida en dos partes, y aunque fue una buena adaptación de la obra de King, faltaban muchas cosas del libro. Sin fecha y con pocas cosas sobre ella, sólo se sabe el nombre del director encargado de este proyecto: Cary Fukunaga (creador de la exitosa serie True Detective) y que al igual que su antecesora, estará dividida en dos. Esperemos que en esta ocasión incluyan datos de los acontecimientos ocurrido en Derry y sobre el grupo de Los Perdedores.


Parece que Hollywood se va quedando sin ideas con tanto remake, reboot, y secuela. Algunas innecesarias, y destrozando la película original; otras se han merecido un hueco de honor en nuestras estantería por su buena versión, agrandando cosas nuevas y veces información adicional que su antecesora no desvelaba, o mejorando la historia y los efectos especiales.

Y ahora dinos querido adicto al terror, ¿Cuál es tu remake/reboot favorito?

miércoles, 27 de agosto de 2014

Luces brillantes en el cielo oscuro, por Rain Cross


UFO by bear99

Vinieron de noche, con el amparo de la oscuridad. Eran cientos, miles de objetos que iluminaron el cielo negro hasta lograr confundirnos con sus luces cegadoras. Los más atrevidos salieron de la seguridad de sus hogares para ser asesinados por aquellos seres de otro mundo.
Los demás nos escondimos donde pudimos, a la espera de que nuestro ejercito entrara en acción. Los gobernantes nos dijeron que todos deberíamos alistarnos para salvar el planeta ante la amenaza extraterrestre, pero no sirvió de nada.
Por cada mil soldados humanos, ellos traían millones de su planeta. Eran tantos que perdimos la cuenta, y nuestras armas no servían de nada contra su armadura, hechas de un metal extraño de color azulado y casi indestructible; sus rayos láser nos reducían a cenizas en cuestión de segundos.
A los que atrapaban, les obligaban a luchar contra los de su misma especie. Se transformaban en sus esclavos, y debían hacer lo que se les ordenaba o sufrirían un destino peor que la muerte.
Bajo la armadura de metal, sus cuerpos son más frágiles que los nuestros. Son pequeños, delgados, de un tono gris sucio y enormes ojos amarillos de gatos. Su boca es diminuta, y emite un sonido tan agudo que dañan nuestros oídos. Son pocos los que hemos podido ver uno de ellos en su estado más frágil, y los que lo logramos, intentamos recordar que a pesar de su fuerte exterior, son tan mortales como nosotros.
Están ganando. Nos están masacrando. Luchan sin piedad por la supremacía de nuestro planeta. Son unos conquistadores natos, máquinas perfectas de matar. Y estamos en desventaja.
Ya han pasado cinco años desde el primer ataque, pero no nos rendiremos. Estamos aquí, entre las sombras, invisibles a sus ojos, esperando nuestra oportunidad de recuperar la Tierra. Llenos de esperanza, nunca podrán romper nuestro espíritu y ganas de luchar. El planeta agoniza; se ha vuelto un lugar árido y hostil.

Y no permitiremos que muera a manos de crueles alienígenas. Le devolveremos la gloria de antaño, lo perdido en la batalla. Y nos alzaremos, más sabios y fuertes.


martes, 26 de agosto de 2014

Crítica: Manos, por Elizabeth Thor

Estamos ante una de las peores películas de la historia, bueno cada año sale alguna película escondida por décadas que los fans la ponen en un podium. La película fue re-descubierta casi treinta años después de su estreno en el programa televisivo americano Mistery Science Theater  y la locura comenzó. Estrenos mensuales en cines, videojuegos indies, un musical y hasta una próxima secuela en 2014.

Dirigida en 1966, nacía tras una apuesta de Hal Warren, un vendedor de fertilizantes, con el guionista Stirling Silliphant que podría producir y dirigir una película de terror con éxito con muy bajo presupuesto, lo de éxito ya lo veremos más delante.

Con un presupuesto de 19.000 dólares de la época, el amigo Hal empleó a un grupo de personas del teatro local y a unas modelos de una agencia que no vieron ni un dólar tras el rodaje.
La película relata la historia de una familia de vacaciones que acaba en una casa donde sus habitantes son adoradores del diablo. Liderados por un extraño ser llamado “Torgo”, guardián de la casa mientras “el maestro” esta fuera. 

La película fue filmada en 16mm con una cámara que solo podía rodar durante 32 segundos y puede que por esa razón la película tenga más planos que una de Michael Bay.

Para poner la guinda en el pastel, la cámara tampoco registraba el sonido y las voces así como los efectos de sonido fueron grabados en posproducción. Por eso la niña de la película tiene esa voz tan particular ya que fue doblada por una mujer adulta que forzaba infantilmente la voz. La estrella de la película es y será Torgo, el ayudante de Manos que al principio tendría que haber sido un sátiro, pero el bajo presupuesto hizo que fuera un mayordomo con curiosos andares. John Reynolds que interpretaba a Torgo era un actor con problemas con las drogas y que estuvo pasando el mono durante el rodaje, por eso su interpretación es sobreactuada y llena de muecas imposibles, de sudores y cambios de voz. Solo al verle entrar con el bastón y los hierros en las piernas para hacer su peculiar forma de andar le hacen ser el amo de la película, personaje tan extravagante que hizo de Manos una película de culto.

Queda ridícula la doble aparición de una pareja que se da el lote en un coche y sólo está ahí para rellenar, para indicar el camino a la familia protagonista o a los dos policías de chufla.

La gran habitación en donde duerme Manos con sus esclavas está rodada en pleno desierto, haciendo de ella una escena de poca calidad y impidiendo ver casi nada, y haciendo que en plena habitación se puedan ver toda clase de plantas.

La película se rellena con diálogos absurdos, con los protagonistas corriendo por el desierto hacia ningún lado y momentos de espanto cinéfilo. La única cosa que podría destacar de la película sería el mismo Manos, el líder de la secta, el único actor que se toma toda la película en serio, algo que el espectador le va a costar bastante.

Pues posiblemente Warren perdió la apuesta ya que la película se estreno solo en cuatro pueblos de la zona y cayó en el olvido tras su fracaso en cines.

Para terminar, os dejo algunas curiosidades de la película:

-La niña era hija del director que ya de adulta asegura que quiere dirigir una secuela de Manos.

-El actor John Reynolds murió de sobredosis tras terminar la película, los hierros de las piernas le producían mucho dolor y por eso recayó en su drogadicción.

-Una mujer mayor se lió a bolsazos con el director al ver el final de la película.

-En uno de los capítulos de la comedia ‘Como conocí a vuestra madre’, se hace referencia a ésta película.

-Manos junto a Plan 9 del espacio exterior se disputan el premio a peor película de la historia del cine.

Lo mejor: La caspa y la delicia por lo chapucero, una experiencia única para el buen cinéfilo.

Lo peor: Si empezáramos no terminaríamos nunca.


Descubre sus historias en: Elizabeth Thor Mundos por Escribir 

Si quieres formar parte de Castle Rock Asylum y colaborar con un reportaje, relato y/o reseña, envíanos un mail a castlerockasylum@gmail.com y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible ;)

lunes, 25 de agosto de 2014

Reportaje: The Strain por Rubén "Reaper" GonzáleZ

Hoy os voy a hablar de una serie que hace nada que inició su andadura televisiva (y con gran éxito) y que creo que merece la pena descubrir. Se trata de The Strain, del canal FX.

Para hablar de The Strain, tenemos que retroceder al 2009. Año en el que se lanzaba al mercado literario Nocturna, la primera parte de la, más tarde, conocida Trilogía de la Oscuridad, donde el cineasta Guillermo del Toro (director de la inolvidable El Laberinto del Fauno, entre otros muchos fantásticos títulos) se unía al novelista Chuck Hogan para traernos una nueva vuelta de tuerca al género vampírico.

Nocturna me supuso, en su momento, una agradable lectura que disfruté bastante. Cosa que no puedo decir de las dos siguientes entregas (Oscura y Eterna) que comenzaron a rizar el rizo demasiado y hacerse de lo más insufribles (al menos, para mí). Pero como decía, Nocturna resultó ser muy disfrutable. Al terminar de leerla, me quedó claro (además de que del Toro y Hogan habían logrado un estupendo trabajo) que era demasiado adaptable y fácil de guionizar. Y que no sería nada raro que algún día viera las desventuras de Ephraim y Setrakian en la gran o pequeña pantalla.

Aunque, primero se comenzó a guionizar un cómic en el que los más reacios a leer novelas, podían descubrir lo que se estaban perdiendo.

Más tarde comenzaron los rumores de que Guillermo del Toro estaba preparando la película de Nocturna, aunque los más reacios no nos lo tomamos en serio (más que nada, porque sabemos que la agenda del Toro está de lo más apretada). Aunque sí que recibimos con agrado las primeras noticias que hablaban de la serie en la que se convertiría finalmente The Strain.


Hasta hace poco aún había gente que confiaba en que Guillermo dirigiese, al menos, el piloto de la serie. Pero como ya he dicho, la agenda de del Toro es de lo más apretada: Está actualmente terminando su próxima película, Crimson Peak (una cinta de casas encantadas protagonizada por el famoso Loki, Tom Hiddleston). Trabaja con Hideo Kojima en la nueva entrega de la famosa saga jugona Silent Hill, ha comenzado con el guión de la secuela de la estupenda Pacific Rim y quiere sacar adelante a La Liga de la Justicia Oscura (el grupo de justicieros, encabezado por John Constantine, que se dedica a defender a la humanidad de las amenazas sobrenaturales a los que héroes como Superman, Wonder Woman o Flash no pueden hacer frente). Además, hace poco, ha dicho que no ha abandonado las ideas de traernos la tercera entrega de Hellboy y la ambiciosa adaptación de En las montañas de la locura, de H.P. Lovecraft. Por lo que el director mexicano apenas podría dedicarle tiempo a esta serie. Eso sí, junto a Hogan, actúa como productor de The Strain. Pero hablemos del argumento de la serie:

“Un avión Boeing 777 aterriza en el Aeropuerto Internacional JFK en Nueva York procedente de Berlín. Se detiene inerte en la pista de aterrizaje y su interior está lleno de cadáveres pálidos. Un extraño ataúd lleno de tierra es hallado en el departamento de equipaje. Así se produce la llegada de Jusef Sardu, un vampiro conocido como "El Amo" (Robert Maillet). El Dr. Goodweather, del CDC (Centro de Control de Enfermedades), investiga lo que a primera vista parece ser un virus que causó la muerte de los pasajeros del avión. A medida que su investigación continúa, Goodweather contacta con Abraham Setrakian, un viejo prestamista que parece saber mucho sobre este "virus" y que insinúa que podría tratarse de una plaga de vampiros…”

Esta sería la sinopsis de The Strain. Suena bien, ¿verdad?

Pero, ¿qué hace a The Strain tan especial? ¿Serán los personajes? Veamos… tenemos a un experto en epidemias que lucha por la custodia de su único hijo y trata de redimirse de su pasado alcohólico mientras trata de hacer frente a esta amenaza que puede poner en jaque a la humanidad. A un superviviente del holocausto judío que descubrió en aquellos siniestros barracones al antiquísimo mal que posteriormente juró erradicar de la faz de la tierra. A un multimillonario que está dispuesto condenar a toda la humanidad a cambio de la inmortalidad. A un experto exterminador de ratas ucraniano y a un pandillero cuyo bien más preciado es su madre. Entre otros. Como veis, el plantel es de lo más variado e interesante.

¿Y los vampiros? Hablemos de ellos, ya que, claramente, son los que hacen que esta serie sea tan exitosa.
¿Habéis visto Blade II? Para la segunda entrega de la trilogía del cazavampiros más brutal del cine (y del cómic) se decidió que Guillermo del Toro, que ya había dirigido en suelo americano la aceptable Mimic (Monster movie sobre cucarachas mutadas que se escondían en el metro neoyorquino), dirigiese a Weasley Snipes en su nueva cruzada contra los “hominis nocturna”. La película es genial, tiene mucha acción y, para mí, es la mejor entrega de la trilogía de Blade. Pero había algo que la hizo demasiado especial y memorable. En Blade II descubríamos a unas nuevas criaturas que se alimentaban de vampiros y que recibían el nombre de “Segadores”. Estos seres de aspecto cadavérico se distinguían, además, de los hominis nocturna a la hora de alimentarse. Ya que partían su barbilla en dos para apresar las gargantas de sus víctimas y clavarles un aguijón con el que saciaban su sed de sangre.

Sin ninguna duda, las escenas en las que los Segadores abrían (del todo) sus bocas, han quedado grabadas a fuego en la memoria de muchos de los espectadores. Y al leer Nocturna y, más tarde, ver The Strain, uno no puede evitar acordarse de esos terroríficos Segadores cuando la prole del Amo comienza a despertar. Esta vez, las criaturas no parten su barbilla en dos, pero aún conservan el aguijón en forma de letal lengua que lanzan con mortal precisión a sus víctimas. Esto ha dejado boquiabierto a más de uno/a que aún no se ha acabado de creer lo que está viendo en The Strain.


La serie es una nueva vuelta de tuerca al género vampírico ya que trata a estas criaturas como lo que son: un virus.

Lo que convierte a la gente en terribles monstruos sedientos de sangre humana, son unas minúsculas criaturas agusanadas que invaden un cuerpo y reconvierten su organismo (¿os suena de algo?) para transformarlos en seres que sigan extendiendo la infección. Así es, todo esto es una verdadera epidemia.
Aunque siguen siendo los vampiros que todos conocemos: beben sangre, se ocultan de la luz de sol, les afecta la plata, hay que decapitarlos para terminar finalmente con ellos, y el Amo duerme en un ataúd con tierra de su lugar de origen y necesita que le ayuden a cruzar grandes extensiones de mar al más puro estilo Nosferatu. Así que estos vampiros son más fieles a las leyendas e historias originales que ciertas bobaliconas criaturas luminiscentes con poderes a lo X-Men de una popular saga literaria y fílmica para adolescentes.

The Strain comenzó a llamar la atención de los curiosos que no sabían nada acerca de las novelas o el cómic gracias a los misteriosos spots que apenas revelaban nada de la trama. Y luego llegó el póster promocional. Un póster tan impactante que llegaron a censurarlo en USA. En él podemos ver uno de los famosos gusanos, perforando el ojo de una mujer en cuya pupila podemos adivinar la imagen de un eclipse. Cierto que el cartel puede impresionar, pero no veo el por qué de llegar hasta el límite de censurarlo (aunque lo más seguro es que fuese una estrategia de marketing).

La serie tiene una calidad envidiable, la verdad. El piloto de la serie es perfecto a la hora de lograr su cometido, que es el de llamarnos la atención y el de querer saber más. Del reparto, destaco a dos personajes: al de Abraham Setrakian, el veterano cazavampiros judío, al que interpreta David Bradley (mayormente conocido por su papel como Argus Filch en la saga fílmica de Harry Potter) y al marginal Gus de Miguel Gomez. Destaco a estos personajes y a estos actores, más que nada, porque son justo como me los imaginaba al leer Nocturna. Aunque David no fue la primera opción, me alegra que finalmente consiguiese el papel que, de verdad, le va como anillo al dedo. El reparto restante también cumple, aunque en menor medida.

Por cierto, es interesante ver a Sean Astin (el famoso Samsagaz Gamyi de El Señor de los Anillos) en
la serie, a pesar de que su papel es bastante secundario.

La serie lleva seis episodios de los trece que conforman la temporada. Son capítulos que saben a poco, pero eso es porque la serie va a una velocidad endiablada, como lo hace el virus strigoi. Lo que la convierte en una serie completamente adictiva.

The Strain ha tenido una gran acogida. Tanto, que la segunda temporada ya está confirmada. La serie llegará a nuestras pantallas en Octubre, gracias al canal Cuatro. Así que si os gustan los vampiros o las creaciones de Guillermo del Toro, os aconsejaría que no dejaseis escapar la oportunidad de descubrir The Strain.


domingo, 24 de agosto de 2014

La cocina de Poniente, por Rain Cross

La comida en Juego de Tronos

No hay duda de que la comida es un tema importante en la saga de George R.R. MartinCanción de Hielo y Fuego.

Los libros están llenos de descripciones de los suculentos platos que comen sus protagonistas, y su versión televisiva no se queda atrás. Martin ha cuidado con esmero estos detalles en su saga, haciendo que en cada uno de los lugares de Poniente se coma una cosa diferente.

Así que gracias a Martin podemos imaginarnos como son los pastelitos de limón que tanto gustan a Sansa Stark, o una gran comilona con codornices bañadas en mantequilla que se puede degustar en Desembarco del Rey, sin menospreciar el cordero en salsa de cebolla y cerveza que se come en El Muro. La serie de televisión también muestra mucho de los manjares que el libro expone, viendo en ella a varios de los personajes con deliciosos manjares ante ellos.

Y Chelsea Monroe-Cassel y Sariann Lehrer han sabido aprovechar la ocasión. Con el éxito de los libros y la serie, y viendo la curiosidad que plantea poder probar los platos de nuestra saga favorita hechos realidad, han decidido escribir un libro juntas con las recetas de Canción de Hielo y Fuego. Con prólogo del propio Martin, el libro es fiel a los platos que se mencionan en su saga, siendo un recetario perfecto de comida de estilo medieval, e incluso usando técnicas de esa época para preparar los platos.


Gracias a ellas, podemos cocinar una deliciosa sopa de castañas que Cersei Lannister degusta en uno de los libros, o el pollo meloso de Invernalia.

También los fans usan la comida para conmemorar la tan exitosa saga: pizzas con los estandartes de las diferentes casas de Poniente, cupcakes decorados de diferentes formas y sabores y pasteles de cumpleaños coronados con el Trono de Hierro. Un gran surtido para los diferentes gustos que harán las delicias hasta de los seguidores más exigentes.


Cabe destacar que cada vez hay más bodas de estilo temático, y el universo creado por Martin es el tema escogido por sus fieles fans. Con temática medieval y vestidos salidos de Poniente, la comida también está basada también en los libros. Y como no, no puede faltar la tarta nupcial decorada para la ocasión.

Como curiosidad, decir que el propio George R.R. Martin ha confesado que no sabe cocinar, pero es capaz de describir con todo lujo de detalles todo lo que comen sus personajes.

Lo que está claro que ya sea probando una de las recetas sacadas de la mente de Martin como haciendo unos cupcakes con el estandarte de los Targaryen, podemos pasar un buen rato preparando comida centrada en nuestra serie favorita.

¡A comer, malditos! ¡El invierno se acerca!


sábado, 23 de agosto de 2014

El terror tiene forma de payaso, por Rubén "Reaper" GonzáleZ

Dedicado al gran maestro, Stephen King.

"Pennywise" by John Aslarona

El parque estaba a rebosar de niños que reían y se divertían a la luz de aquel pálido sol otoñal. Pero había una niña que no sonreía, que no se divertía en aquel reducto de desbordante felicidad infantil. Sentada en aquel solitario y viejo columpio, Charlotte Gray se balanceaba apáticamente sin apartar la vista del banco que tenía enfrente, ni de la mujer que no dejaba de acunar al sonrosado bebé que sostenía entre sus brazos. Desde que habían llegado al parque, hacía poco más de una hora, su madre no le había hecho el menor de los casos. Aunque eso no era nada nuevo. No desde que Samuel nació. Desde entonces, ella había quedado relegada a un segundo plano. Todas las atenciones eran para aquel diminuto renacuajo babeante. Sus padres apenas hacían caso a Charlotte desde hacía varias semanas. Todo se resumía en Samuel, Samuel, Samuel.
Las manos de Charlotte apretaron con fuerza las cuerdas del columpio hasta que sus deditos comenzaron a palidecer. El odio que le tenía a su hermano pequeño empezaba a ser visceral y preocupante.
La niña decidió apartar aquellos malos pensamientos que no dejaban de acecharla continuamente y se entregó a la tranquilizante tarea de columpiarse cada vez más y más alto. Pero a pesar de eso, sus ojos no dejaban de clavarse en el rostro de su hermano, quien, en la convulsa imaginación de Charlotte, le sonreía de manera grotesca con aires de superioridad.
Fue entonces cuando la pequeña escuchó la voz.
—Charlotte. Charloootte.
La niña dejó de balancearse para atender a la misteriosa llamada.
—Estoy aquí, Charlotte.
Su cabeza comenzó a inspeccionar todo el parque en busca del poseedor de aquella juguetona voz. Pero allá donde miraba, solo encontraba a jubilosos niños que jugaban bajo la atenta mirada de sus padres.
—Aquí, Charlotte.
Su mirada se posó entonces en el límite del parque; allá donde comenzaba el profundo y amenazador bosque. En ese lugar, la estaba esperando el payaso.
La niña observó al extraño personaje con cierto interés: Su cara completamente blanca, su nariz roja, su extravagante y colorido traje, su sonrisa carmesí…
—Hola, Charlotte —le saludó el payaso moviendo graciosamente los dedos de su enguantada mano derecha.
A la mente de Charlotte acudieron los recuerdos de una tarde similar a aquella, hacía ya, un par de años. El circo había llegado a la ciudad, y su padre decidió llevarla a aquel curioso espectáculo. La pequeña estuvo atenta a todas las actuaciones que se desarrollaban ante sus ojos: los imposibles movimientos de las contorsionistas orientales, la respetable temeridad mostrada por el domador de leones, la increíble destreza del lanzador de cuchillos…
Pero entonces, hicieron acto de presencia en el escenario unos personajes que obligaron a la pequeña Charlotte a refugiarse bajo los brazos de su progenitor: los payasos del circo daban comienzo a su esperado espectáculo.
Durante su actuación, la niña observó desconcertada, como todos los espectadores se reían con aquellos siniestros seres de inquietante sonrisa permanente. No podía entender como el público era capaz de aguantar la mirada a esos deformes rostros. Cuando el espectáculo terminó, su padre, que se había fijado en la horrorizada expresión reflejada en el rostro de su pequeña, decidió hacerla enfrentarse a su irracional temor. Se acercó al grupo de artistas circenses antes de que abandonaran la carpa, y llevó a su hija de la mano a rastras a verlos. Ella, se escondió tras el robusto cuerpo de su padre nada más ver como se acercaban a aquel grupo de demenciales rostros.  
—Tranquila, ellos son nuestros amigos, cariño. Solo quieren hacerte reír y divertirse contigo. No van a comerte —comentó su padre tratando de tranquilizarla.
—Nunca haríamos eso. Los niños nos sientan fatal; como las verduras —le informó uno de los payasos.
A su espalda, uno de sus compañeros imitó el nauseabundo estruendo que produciría una sonora flatulencia. Lo que provocó que Charlotte dejase escapar una tímida risita que no pasó desapercibida por los bromistas, que continuaron durante un buen rato divirtiendo a la niña mediante diversos chistes y bromas. Al final del día, Charlotte había pasado de temer a los payasos a adorarlos.
Pero el payaso, que continuaba repitiendo incesantemente su nombre, no se parecía en nada a ninguno de sus congéneres que la divirtieron aquella tarde otoñal. La pinta de aquel personaje era más… inquietante.
La niña comenzó a dar unos cuantos temerosos pasos de espaldas en dirección contraria, intimidada. Pero en cuanto el payaso se percató de las intenciones de la pequeña, buscó la forma de persuadirla.
Charlotte no se preguntó como demonios los había ocultado hasta entonces, porque en cuanto el payaso volvió a mostrar la mano que había estado ocultado detrás de la espalda, lo hizo portando una multitud de bamboleantes e hipnotizantes globos de todos los colores.
—¿Te gustan, Charlotte? Flotan, todos flotan.
Pero la niña ya no le escuchaba. No apartaba la vista de los danzarines globos. Quería, NO, NECESITABA conseguirlos.
La roja sonrisa se ensanchó cada vez más a cada paso que daba la pequeña.
—Flooootan. Todos flotan —continuó diciendo enigmático el personaje mientras agitaba vistosamente los globos, apremiando a la pequeña— Y tú también flotarás.
La niña alargó las manos con intención de hacerse con los coloridos y deseados juguetes, pero fue entonces cuando el hechizo se rompió. El, antes, afable rostro del payaso, se transformó súbitamente en una horrenda y monstruosa máscara arrancada de la peor de las pesadillas. Sus bestiales ojos se clavaron en Charlotte mientras abría la boca para  mostrar dos filas de mortales y puntiagudos dientes que reclamaban la tierna carne de la pequeña.
Antes de que pudiese gritar, los ojos del amenazador engendro, sumieron a Charlotte Gray, en la más fría y terrible de las oscuridades. Lugar del que nunca podría escapar.
En un visto y no visto, la cándida niñita y el misterioso payaso habían desaparecido. Solo quedaron todos aquellos globos que flotaron hacía el cielo que, en aquellos momentos, estaba tiñéndose de negro a causa de unos funestos nubarrones.

El terror había vuelto de nuevo a Derry para cernirse sobre sus habitantes más jóvenes. Un terror milenario. Un terror inmortal. Un terror insaciable. Un terror con forma de payaso.



viernes, 22 de agosto de 2014

Reseña: El Sendero del Horror, de Javier Núñez por Rain Cross


El Sendero del Horror se compone de dos historias paralelas entre si.

Por un lado tenemos ‘Contrarreloj’, donde nos encontramos con un profesor recién divorciado aún adaptándose a su nueva situación que escucha un grito de socorro que le saca de su monótona vida.

En ella sientes la angustia de Emilio, el profesor de instituto. Te compadeces de él al descubrir la melancolía que siente ante su reciente soltería obligada, como se va adaptando a su nueva vida y como un mensaje desde la impresora hace que todo su mundo cambie. A través de las páginas, nos preguntamos si todo lo que le está ocurriendo a Emilio: el mensaje, las voces de ultratumba que empieza a escuchar… no forman parte de su cabeza; haciendo que pienses que la historia va hacia un lado, para descubrir después la asombrosa verdad de todo el asunto.

En el segundo, La Moneda, conoceremos a Abelardo, un joven normal, trabajador y con novia, que un buen día encuentra una moneda que le provoca pensamientos oscuros. Con contexto histórico –un buen y documentado detalle-, vivimos con él y su novia María el viaje hacia cómo conseguir deshacerse de la maldita moneda; y el precio que tendrán que pagar por ello.

Con esta presentación nos adentramos en dos historias muy bien relatadas, donde el autor consigue que rápidamente empatices con los protagonistas.

Sin querer adelantar mucho más en las historias para que el lector se sorprenda con ella, Núñez nos presenta un libro muy bien narrado, donde crea situaciones realmente aterradoras y haciéndote sentir como si tú formaras parte de la historia. En ‘Contrarreloj’, te adentras en un mundo donde nada es lo que parece, y hace que te inquiete el no saber hasta el final si todo lo que le ocurre a Emilio no es provocado por el estrés. La Moneda, te angustias con la pareja protagonista, ¿conseguirán deshacerse de la moneda? Te sorprenderá descubrir los terribles secretos que esconde.

Destacaría la originalidad de ‘Contrarreloj’, si bien las dos son buenas, me gustó especialmente el inesperado giro de la trama.

En resumen, es un muy buen libro, recomendable al cien por cien. Javier Núñez sabe crear situaciones cotidianas y hacer que se vuelvan aterradoras a través de las páginas. La narración descriptiva hace que entres en situación fácilmente, siendo ágil, y efectiva. Los personajes están bien trazados, consiguiendo que te identifiques con ellos y lo pases mal con todo lo que les ocurre.

Una excelente lectura que no puedes perderte.

El Sendero del Horror en Amazon

Para saber más sobre el autor: Agencia Autores y Twitter


miércoles, 20 de agosto de 2014

Zombies Paletos, por Elizabeth Thor

Hace un tiempo perfecto para ir al campo, ese bonito sitio perdido de la mano de dios. Cuando andamos por el allí y respiramos el aire puro descubrimos que estamos en la América profunda. Bueno, lo más seguro es que hayamos pillado el desvió equivocado de Albacete y hemos acabado por una zona lleno de paletos enloquecidos.

Desde caníbales inspirados en Ed Gein como los de La Matanza de Texas (1974), con Cara de Cuero como máximo representante. También nos encontramos el curioso y macabro sabor de los embutidos de Motel Hell (1980), con un glorioso asesino con cabeza de cerdo y, eso si, con una sierra mecánica para no ser menos. Pero nos paramos para probar lo mejor del campo americano, ese whisky casero hecho por ellos mismos. Dándole unos tientos podemos observar cosas curiosas en el lugar, como un enorme bidón con el signo de radiación y el color verdoso del mejunje que nos quita las ganas de darle un trago.

En eso pudo pensar el señor Pericles Lewis, creador de efectos especiales de la compañía de producción y distribución de cine de serie Z Troma, responsables de la saga del Vengador Tóxico (1984). Se le pasó por la mente un buen debut cinéfilo y fue ésta su primera película. Dirigida totalmente con videocámara dándole ese toque más perturbador como extremadamente grotesco y casposo.

Donde aparecen grandes actores como Martin J. Wolfman o  P. Floyd Piraña. Éste ultimo también como guionista, curioso pero es con esto lo primero que nos quedamos perplejos con la cinta, esos gloriosos apellidos.

La historia es simple, un chico conoce a una chica… ups, perdón. Quería decir barril de residuos tóxicos se extravía cuando es llevado por un militar  y los paletos del pueblo lo usan para hacer su licor casero, después de eso todo los pueblerinos al probar el verdoso mejunje se transforman en zombis que harán sufrir de mala manera a unos campistas. Esa es la no muy complicada historia de los Zombies Paletos (1987),  me hubiera gustado saber más de su gestión pero el dichos DVD  que apareció en España nos la jugó a base de bien. La única entrevista con Lewis que podía darnos algo de luz de su delirante filmación no cuenta con dichosos subtítulos en español, como extra podemos contar con minutos filmados y extremadamente gore de Maniac 2 (de la que se puede algunas escenas en internet), ¡queríamos unos malditos subtítulos por dios!

Tenemos muchísimos tópicos entre los personajes que despiertan algo de diversión, desde los paletos con mentes de retrasados, de esta clase abundan un montón  hasta el Autostopista Loco, una nueva variante paródica de La Matanza de Texas, en uno de los muchos homenajes que podemos encontrar a la cinta de Hooper. Entre los personajes que me gustaría destacar es El Hombre del Saco, una especie de hombre elefante de rostro tapado y deformado por el tabaco, que se dedica a vender cigarrillos en su camioneta.

Entre los campistas nos encontramos a la protagonista de la película que se pasará toda la película soltando gritos, el negro gracioso que se vuelve loco y sin olvidar el borracho que no dice nada en toda la historia.

La película es toda una fiesta gore, con escenas entre logradas y ridículas. Con actores malos o sobreactuados. Llenos de toda clase de  tópicos y con posiblemente con los peores zombis que hemos visto en toda la vida, después Hijomoto vs Los Zombis Radiactivo (1993)  hizo un homenaje con nuestra caspa hispánica, recuperando la vulgaridad sarnosa de la película de Lewis. El rodaje en videocámara le da un toque bastante enfermizo y le juega la mala jugada de no ser efectivos algunos fx. Nos quedamos con una película de serie Z para degustadores de cine tromatico, con todos sus logros como sus fallos a los ojos de un buen cinéfilo.

Lo más seguro es que me vuelva a casita a conectarme a internet antes de que estos paletos se queden ciegos con su licor casero de XXX grados.

-Qué bonito es el campo: el gore casposo y la caspa. La gloria de la Troma.

-Odio el campo: el buen cinéfilo no puede ni verlo, sin que le salga un sarpullido.


Descubre sus historias en: Elizabeth Thor Mundos por Escribir 

Si quieres formar parte de Castle Rock Asylum y colaborar con un reportaje, relato y/o reseña, envíanos un mail a castlerockasylum@gmail.com y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible ;)


martes, 19 de agosto de 2014

Crítica: Guardianes de la Galaxia por Rubén "Reaper" GonzáleZ



Fue allá por el 2008, cuando Marvel Studios comenzó su carrera cinematográfica con la primera entrega de Iron Man. Han pasado seis años y ahora, invaden nuestras pantallas con su último éxito: Guardianes de la Galaxia.

Aunque con esta película, Marvel Studios se la jugó y demasiado. ¿Por qué? Pues porque este supergrupo es bastante desconocido (a pesar de llevar defendiendo la galaxia desde finales de los 60) a diferencia de sus “hermanos” de editorial como Los Vengadores, Los X-Men o Los 4 Fantásticos.  Además, para dirigirla contrataron a James Gunn, director de la estupenda Slither, la plaga (puro homenaje a la Serie B y cine de terror ochentero) y la inesperada e increíble Super (una nueva vuelta de tuerca al género superheroíco urbano). Ambas son películas muy modestas, pero en las que se notan un buen hacer y un estilo muy propio.
Así que tenemos a unos personajes poco conocidos y a un director que se enfrentaba a la difícil tarea de realizar una película que fuese un exitazo con ellos siendo su primera superproducción. Era difícil, pero no imposible. Y Marvel Studios lo ha vuelto a hacer: ¡Ha creado un nuevo peliculón!

La película sigue los pasos de Peter Quill (Alias, Star-Lord), quien fue abducido cuando era niño y ha terminado convirtiéndose en un saqueador galáctico que se hace con una misteriosa esfera que toda la galaxia codicia. Sobre todo, Ronan el Acusador. Un fanático kree que no está conforme con un reciente tratado de paz, y que busca recuperar la gloria de su pueblo a cualquier precio.
Por azares del destino. Quill dará con sus huesos en prisión, donde conocerá al resto de integrantes de lo que será el grupo de héroes más gamberro e incorregible de la galaxia.
¿Podrán estos cinco criminales salvar sus diferencias y convertirse en los Guardianes de la Galaxia?

El comienzo de la película es brutal. Sinceramente, no me lo esperaba. Me sorprendió, ya que te introduce en la historia de forma magistral, además de hacernos implicar emocionalmente mucho más con Peter. Y alegra ver como quitan hierro al asunto con la divertida parte de los créditos iniciales que, de por sí misma, ya es toda una declaración de intenciones.


Y a partir de ahí, toca disfrutar de uno de los mejores espectáculos que se pueden ver últimamente en la pantalla de cine. Una extraordinaria aventura espacial con la que te emocionarás y reirás a partes iguales.
Esta película sirve para extender el universo cinematográfico de Marvel hasta infinitos horizontes. TODO es nuevo para el espectador: cada artilugio, cada planeta, cada personaje… aunque se echa en falta que se hablase más de los Kree, los Xandars, ese polémico tratado, de los Nova Corps (aquí reducidos a simples policías estelares) que los presentan, pero apenas cuentan nada de ellos, como si el espectador ya tuviese que saber todo lo que está pasando. Aunque, claramente, la película está, más que nada, para presentarnos a los Guardianes.

El humor está muy presente en toda la película. Cosa que a muchos preocupó en su momento con el primer trailer (fantástica campaña de marketing se marcaron), que ya dejaba claro que la cinta estaría impregnada por una buena dosis de comedia. Aunque esto no es nada raro. El humor es “marca de la casa” en Marvel Studios, y juega un papel muy importante. En todas las películas encontraremos chistes, gags y descacharrantes escenas que nos harán reír a mandíbula batiente. Aunque bien es cierto que en algunas ocasiones el humor juega en la contra de la película (como ocurrió con Iron Man 3). Pero en Guardianes de la Galaxia no es el caso. El humor que se gastan es de lo mejorcito. Sobre todo porque la mayoría corre a cargo de Star-Lord y es muy ochentero, muy de “la vieja escuela”. Muy desenfadado y gamberro, en perfecta sintonía con los personajes. 

Otro punto fuerte del film es la exquisita BSO. Desde el primer trailer en el que sonaba el Hooked On A Feeling de Blue Swede  Pasando por el segundo con la pegadiza Spirit In The Sky. Y terminando con el tercero y el Cherry Bomb de Runaways. Sabíamos que la música iba a cobrar un fuerte protagonismo en la premisa de la cinta. Y no nos equivocábamos. Una buena recopilación de éxitos setenteros y ochenteros (Awesome Mix vol. 1 y 2) cobrarán gran protagonismo en el transcurso de la película y pondrán la guinda a este estupendo pastel.


Por supuesto, los personajes son de lo mejorcito de la película. Y es que todos son fantásticos y están tremendamente caracterizados (incluso algún que otro secundario)

Peter Quill “Star-Lord”: Chris Pratt nos descubre a un carismático ladrón que se convertirá en el líder de una banda de criminales con grandes aspiraciones heroicas. Iguala (incluso me atrevería a decir que supera) en carisma al Tony Stark de Robert Downey Jr. Y lo cierto es que sin Robert decide decirle finalmente adiós a su Iron Man, no nos costaría tanto olvidarlo con este “Han-Solo” gamberrete con sus increíbles gagdets, su gran sentido del humor, su walkman repleto de pegadizas canciones y sus contagiosos movimientos de cadera.
Gamora: Zoe Saldana ya nos dejó claro en Avatar, que daba igual que la pintasen y la convirtiesen en una alienígena. Seguirá estando igual de sexi y fantástica. Esta vez le toca lucir piel verde, cabello rojo y ser una letal asesina adoptada por el ser más cruel de la galaxia que trata de redimirse por todos los medios. En ella vemos a la equivalente cósmica de la Viuda Negra de Los Vengadores (hasta hereda el característico movimiento de melena de la agente de SHIELD en la escena de la fuga carcelaria. ATENTOS). Echo en falta algún flashback o escena revelándonos algo de su pasado y el origen de la rivalidad con su hermanastra Nébula. Aunque seguro que se lo reservan para la siguiente entrega.
Rocket Racoon: Mapache modificado genéticamente que se dedica al “noble” oficio de mercenario acompañado de su “tronco” personal. Es todo un “MacGyver”, pero en su faceta más destructiva. Sencillamente, este personaje se COME la pantalla con cada aparición. Desde el primer momento ha llamado la atención del público que se llevará una sorpresa cuando descubran que es más que “un mapache parlante con un pistolón”.
En la versión original, Rocket Racoon está doblado por Bradley Cooper.
Groot: Al igual que su compañero, este personaje encandilará al público desde su primera aparición. Groot es un árbol humanoide que acompaña a Rocket en su trabajo de mercenario. A pesar de que no domina muy bien el idioma, no se cansa de repetir: Yo soy Groot (frase icónica donde las haya).
A este encantador personaje le pone cara y voz Vin Diesel. 

Y a pesar de que ha tenido la amabilidad de doblar la famosa frase del Guardián en varios idiomas, incluido el español, la filial de Marvel Studios en España, ha tenido la poca vergüenza de haber celebrado un concurso en el que un fan cualquiera logró la oportunidad de doblar a Groot (me pregunto que pasará con la segunda parte de Guardianes de la Galaxia, ¿volverán a recurrir al mismo tipo? ¿Realizarán otro concurso?), cosa que no favorece en nada al personaje.
Es increíble ver como Groot es capaz de transmitir tanto, increíble labor de Vin al darle tanta expresividad. 

—Drax el Destructor: Desolado guerrero que busca venganza por el asesinato de su esposa e hija a manos de Ronan el Acusador. A pesar de su brutal aspecto, Drax es en realidad un trozo de pan.
Incluso la superestrella de la WWE, Dave Bautista al que, seré sincero, al principio no apostaba nada por él, termina muy bien parado. Se aleja bastante de la visión del maníaco matón al que veíamos en los trailers gracias a la marcada personalidad y al dominio lingüístico propio de su raza. Es increíble el trabajo que ha logrado James Gunn con los personajes principales, ya que incluso este me ha encantado.

Pasamos a los secundarios:

Yondu: Todo director tiene un actor fetiche. No es difícil adivinar que el de Gunn es Michael Rooker. Ese actor que dio vida a un psicópata real en Henry, retrato de un asesino y que, últimamente, hemos podido ver en la pequeña pantalla siendo hermano de Norman Reedus en el exitoso serial zombi The Walking Dead.
Rooker ya actuó de secundario con James Gunn en Slither y Super. Y ahora, tras pintarse de azul, repite en Guardianes de la Galaxia.
En los cómics, Yondu era integrante de la formación original de los Guardianes. Pero para no desentonar, Gunn le ha dado un origen tan marginal como el resto: es el líder de un grupo de bandidos que decidió “adoptar” a Peter Quill.
Yondu es otro personaje estupendamente caracterizado, muy carismático y con una gran profundidad psicológica. Espero que se luzca al completo (y pase de secundario a principal) en la segunda entrega de Guardianes de la Galaxia.
El Coleccionista: A este personaje ya lo pudimos ver en los créditos finales de Thor: El Mundo Oscuro (en la escena en la que Lady Syf le entregaba el peligroso Ether). Benicio del Toro encarna a un buscador de rarezas que será de vital importancia para comprender el secreto que esconde el orbe (y otros objetos que ya hemos podido ver en anteriores películas de las Fases de Marvel, como el mencionado Ether). Aunque es bastante teatrero por las marcadas gesticulaciones, el personaje de del Toro no está nada mal. Y sigue aumentando el interés por él (y su interesantísima colección).
Nova Prime: Una verdadera sorpresa ver a esta estupenda actriz en el papel de la líder de los Nova Corps. Espero que Glenn Close repita.


Toca hablar de los malos de la peli:

Ronan el Acusador: El villano de la función. La creciente amenaza a la que tendrá que hacer frente los Guardianes de la Galaxia. Este es un villano que va de más a menos. Me explico: Tiene una ESTUPENDA puesta en escena que verdaderamente impone. Pero le faltan escenas, y hacerle compartir una con Thanos (INCREÍBLE. Josh Brolin está PERFETCO en el papel del Titán Loco. Solo con su presencia queda claro que este es el gran villano que de verdad pondrá en jaque a Los Vengadores y a la galaxia entera) le pasa factura. Y es que al final, parece que Ronan no es más que un anticipo de lo que tendremos con Thanos. Aún con todo, supera con creces, por ejemplo, a villanos como Malekith de Thor: El Mundo Oscuro, ya que su sola presencia impone tanto como el Soldado de Invierno de la segunda entrega de Capitán América. Una pena no ver tanto como querría al martillo de Ronan en acción.
Nébula: A Karen Gillan se la conocerá por acompañar al legendario Doctor Who en la serie de mismo nombre. Aunque está bastante irreconocible con la cabeza rapada, la piel azulada y la cara adornada con elementos mecánicos. Karen interpreta a la hermanastra de Gamora. Otra protegida criada por Thanos y adiestrada en el arte del asesinato con un cuerpo modificado cibernéticamente, lo que la convierte en una adversaria a tener muy en cuenta. Al igual que con Gamora, echo en falta alguna escena o flashbacks para explicarnos más de su rivalidad y sus motivaciones. Pero creo que no debemos preocuparnos, porque estoy seguro de que volveremos a ver a este personaje en Guardianes de la Galaxia 2 para el segundo asalto.
 —Korath el Perseguidor: Este es el villano peor parado. Y es que al aliado de Ronan, interpretado por Djimnon Hounson (al que pudimos ver compartiendo pantalla con Leonardo Di Caprio en Diamantes de Sangre), apenas lo vemos en la película. Aunque todos sabíamos que este sería el típico malo que es “carne de cañón” no deja de hacer gracia que su sobrenombre sea “el Perseguidor” con lo parado que es.


Como ya es habitual últimamente en las producciones Marvel. En Guardianes de la Galaxia veremos al fundador de la editorial, Stan Lee, en su cameo más modestillo hasta la fecha (aunque no deja de arrancarnos una sonrisa). Además, en la película veremos cameos como el de Nathan Fillion (actor que protagonizó la opera prima de James Gunn, Slither. Y que es muy conocido gracias a su papel televisivo como el novelista detectivesco Castle) haciendo de un recluso que acaba muy mal parado en su encuentro con Groot. Una decepción para muchos (entre los que me incluyo) ya que en un primer momento, se especuló que el actor podría hacer un cameo como Nova para introducirnos al personaje para futuras apariciones. Pero por el momento, Nova está desaparecido.
Además, tenemos otro cameo presidiario de otro gran conocido de Gunn. El de Lloyd Kaufman, el fundador de Troma Films, la famosa productora de casposos títulos de serie Z tan conocidos como El Vengador Tóxico, El Día de la Madre o Poultrygeist. Y en el que Gunn hizo sus primeros trabajos en el mundillo del cine.
Y el mismísimo Rob Zombie presta su voz al ordenador de la nave de Yondu (pena de falta de salas de cine en V.O en España… tengo que esperar a hacerme con el título en formato físico para poder disfrutar DE VERDAD con la película).   

Otra cosa que caracteriza a las películas Marvel (más concretamente a las de Marvel Studios), son las famosas escenas post créditos, en las que podemos encontrarnos con verdaderas sorpresas o inesperados BOMBAZOS que pueden arrojar algo de luz para futuras películas de la productora. En esta ocasión, la escena post créditos no es más que una nueva broma que Gunn nos regala en forma de un nuevo cameo. Aunque esta vez es el de un gracioso personajillo rescatado de las viñetas de Marvel. Parece ser solo una simple broma de James y el creador del personaje, pero conociendo al director, ¿quién puede atreverse a negar que no volvamos a verlo de vuelta con el Coleccionista?
Aunque no es mala, la escena post créditos decepcionó un poco. Tras las escenas de Thor: El Mundo Oscuro y Capitán América: Soldado de Invierno, esta nos sabe a poco. Y nos hace pensar que han desaprovechado este recurso (recordemos que en la secuela del Dios del Trueno, nos presentaron al Coleccionista. Lo que sirvió como anticipo de Guardianes de la Galaxia. Y al final de la segunda aventura en solitario del Capi, teníamos una escena que nos prepara para la segunda parte de Los Vengadores) ya que podrían haberla colocado perfectamente en el transcurso de la película. Aunque, sin duda, no la han desaprovechado tanto como con la de Iron Man 3 (poco hay que salvar de esa desastrosa película).

Lo mejor que tiene Guardianes de la Galaxia, es que no hace falta ir a verla por ser fan de Marvel. Cualquiera que busque una comedia de acción y aventuras o una space opera podrá disfrutarla perfectamente. Así que nadie tiene escusa para pasarlo bien en la sala del cine.

Sin duda, Guardianes de la Galaxia es lo mejor que ha hecho Marvel Studios hasta la fecha (seguida muy de cerca por la fantástica Soldado de Invierno, en la que se nos ofreció mucho más que una simple película de superhéroes).
¿Supera a Los Vengadores? Definitivamente, SÍ. Y es que, a pesar de que comparten el mismo “problema” (que es el de presentarnos a unos personajes dispares, juntarlos y hacer que resuelvan un conflicto), Gunn lo resuelve con gran soltura y sin aburrir ni perder el buen rollo de la cinta. Cosa que con la de Los Vengadores podía pasar.
Espero que Marvel Studios no deje escapar a James, y que le permita realizar, además de la secuela de Guardianes de la Galaxia, la adaptación de Thunderbolts (villanos Marvel que tratan de redimirse actuando como héroes).

La verdad es que Los Vengadores: La era de Ultron, lo tiene muy difícil para hacernos olvidar el gran rato que hemos pasado con esta estupenda película que nos deja con ganas de más aventuras galácticas de esta panda de maleantes reconvertidos en valerosos justicieros.




lunes, 18 de agosto de 2014

James Wan, terror clásico en pleno siglo XXI

James Wan (Kuching, Malasia, 26 de febrero de 1977) se ha convertido indiscutiblemente en uno de los directores más importantes del cine de terror.

Puede que su primera película, Stygian (2000), pasara algo desapercibida (aunque ganó el Best Guerrilla Filme en el Melbourne Underground Film Festival), pero su corto Saw (2003) se convirtió un año más tarde en una de las películas más rompedoras de 2004. La idea de un asesino en serie que secuestra a sus víctimas y las obliga ha luchar por su vida hizo de la película inicial una franquicia que cuenta con siete partes hasta la fecha. Aunque Wan fue director sólo de la primera parte, participó como guionista hasta la cuarta, y como productor en todas salvo la primera entrega.

Dead Silence (2007) fue su primera incursión al cine de terror. Y es que, ¿a quién no le dan miedo los muñecos de ventriloquia? Tan siniestros y humanos… Por algo Mary Shaw decía que eran sus hijos, y menudos hijos. La historia nos muestra el pequeño y antaño acogedor pueblo de Ravens Fair, donde Mary Shaw, al ser sospechosa de secuestrar y asesinar un niño, es atacada por una muchedumbre enfurecida. Le cortan la lengua y la matan, enterrándola con su colección de muñecos, o hijos, como ella los llama. Su muerte provoca una maldición que recaerá en todos los habitantes del pueblo. Sin entrar más en la trama, por si alguien no la ha visto aún, sólo hacer una advertencia: “Cuidado con los ojos de Mary Shaw, ella no tiene hijos… sólo muñecos, y si en tus sueños la ves, no debes gritar o tu lengua te arrancará.”

En su tercera película, Death Sentence (2007), trató el tema de la venganza a través de un padre de familia, interpretado por Kevin Bacon, el cual presencia la muerte de su hijo mayor a manos de unos pandilleros en un rito de iniciación de uno de sus miembros. Lleno de odio, empieza una ola de violencia que acaba en un trágico final.

Y a partir de aquí empezó un maratón de cine de terror puro y a la antigua usanza. Insidious (2010) nos
adentra en un mundo de demonios y sueños. La familia Lambert se muda a un nuevo hogar. El matrimonio y sus tres hijos pequeños viven tranquilos hasta que el mayor de sus retoños, Dalton, entra en un extraño coma del cual los médicos no tienen explicación. Renai (Rose Byrne), cree que la casa encantada y fuerza a Josh (Patrick Wilson) a mudarse de nuevo. Pero en la nueva casa siguen pasando cosas extrañas, por lo que interviene la madre de Josh, Lorraine (Barbara Hershey), asegurando que también ve cosas en la casa y que soñó con un ser demoníaco en la habitación de Dalton. Lorraine llama a una vieja amiga, Elise (Lin Shaye), que llega con sus dos ayudantes Specs (Leight Whannell) y Tucker (Angus Sampson). Elise ve al mismo ser del sueño de Lorraine en la habitación del niño, y les dice a los Lambert que no es su casa la que está encantada, sino su hijo y que un demonio lo está acechando para poseer su cuerpo. Descubrimos también que tanto Josh como Dalton tienen el poder de la proyección astral, la cual consiste en abandonar su cuerpo cuando. Los recuerdos de Josh fueron borrados por culpa de una anciana que lo acechaba de niño, por lo que no sabía nada de su don y acepta volver a activarlo para traer a su hijo de vuelta y separarlo del ser demoníaco que quiere apoderarse del cuerpo de Dalton.

Con acertados toques de tensión y una buenas historia y reparto, Insidious es uno de los films más terroríficos de los últimos años. Su secuela, Insidious: Chapter 2 (2013), seguimos los pasos a la familia Lambert y empieza con los acontecimientos finales de su precuela (que no vamos a explicar para no hacer spoilers). A pesar de que en esta ocasión enseñan algo más y los seres que les acechan tienen historias más elaboradas (ya no es un demonio puro, sino una persona malvada), podemos decir que es una más que digna segunda parte que da buenos momentos y nos aclaran todas las dudas que nos pudo dejar su predecesora.

The Conjuring/Expediente Warren, estrenada también en 2013, es otro ejemplo de por qué Wan es actualmente uno de los mejores directores de terror. Basado en hechos reales, nos presenta a Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson –que repite con Wan- y Vera Farmiga), un matrimonio formado por un demonólogo y una vidente que ayudan a las personas que tengan problemas con el mundo sobrenatural. Al principio del film también nos muestra la que será la protagonista de un spin off basado en esta película, la maléfica muñeca Annabelle, que verá la luz en octubre de 2014. Pero volvamos a The Conjuring. Cuenta la historia de la familia Perron, los cuales se mudan a una nueva casa y son acechados por varios espíritus que rondan la casa. Carolyn (Lili Tayler) es la que más sufre los acosos del ser más peligroso del lugar. También sus cuatro hijas sufren el acoso de diferentes entes. Los Warren acuden a la llamada de Carolyn y descubren el horrible secreto que la vieja casa esconde.

Buena ambientación, actores y guión. Juega mucho con el terror psicológico, mostrando poco al principio hasta llegar al apoteósico final. La fotografía e iluminación recuerdan mucho a las clásicas películas de fantasmas como Amityville o algunos de los títulos de la Hammer.

Si bien su próximo trabajo es en la franquicia de acción Fast&Furious, y  aunque haya decido alejarse oficialmente del terror durante un largo tiempo, esperemos que no tarde muchos años en traernos nuevas e inquietantes historias que nos pondrán los pelos de punto y no solo como guionista y productor.

Porque esperemos que Wan vuelva al terror lo antes posible, y ésta vez para quedarse.

domingo, 17 de agosto de 2014

Crítica/Reportaje: Anarchy: La Noche de las Bestias, por Rubén "Reaper" GonzáleZ



Este es el Sistema de Emisión de Emergencia anunciado el inicio de La Purga anual.
Cuando suene la sirena, todo crimen será legal durante 12 horas, incluyendo el asesinato.
Todos los servicios de emergencia serán suspendidos.
Su gobierno le da las gracias por participar”

Con este mensaje da comienzo La Purga, un evento temido y ansiado a partes iguales por los habitantes de esta nueva América. Y que ha conseguido reducir la tasa de desempleo y criminalidad al 5%. Pero, ¿qué es La Purga?
En un futuro muy cercano, los nuevos Padres Fundadores de la nación se alzan en el poder e inician un revolucionario evento que cambiará el rumbo del país. Un día al año, durante 12 horas, todos los servicios de emergencia (policía, bomberos, médicos) estarán suspendidos y cualquier crimen será legal; sobre todo el asesinato. Aunque hay ciertas reglas o prohibiciones, como no usar armas de clase 4 (de Destrucción Masiva) y dejar en paz a los funcionarios del gobierno de clase 10 o superior.
Este evento pretende hacer que la población de rienda suelta a su bestia interior durante una noche para purgarse y mantenerse sereno y pacífico el resto del año.
La iniciativa, que al principio puede parecer inmoral e injustificable, pronto da sus frutos. Y el país parece que agradece La Purga, ya que nada más instaurarse, se convierte, para muchos, en una costumbre o festejo anual tan habitual como el Día de acción de gracias o Navidad.

El año pasado se estrenaba The Purge: La Noche de las Bestias (en serio, ODIO a los traductores españoles. ¿Tanto costaba traducir solamente el título en inglés?), una película dirigida por James DeMonaco (Crash, Negociador), apadrinada por el mismísimo Michael Bay (Transformers, Dos policías rebeldes) y protagonizada por Ethan Hawke (Sinister, Gattaca) y Lena Heady (la famosa Cersei Lannister en la popular serie de HBO Juego de Tronos), entre otros. Y en la que teníamos nuestro primer contacto con La Purga, aunque a pequeña escala. Ya que la acción se centraba en una casa de cualquier urbanización y en cualquier ciudad estadounidense, y en una familia que deberá hacer frente a una panda de “Purgadores” por culpa de intentar acoger a su objetivo de este año.
De no ser por el transfondo y la premisa original, La Noche de las Bestias, no pasaría de una simple cinta de invasiones domésticas, ya que tenía todos los ingredientes propios de este subgénero de terror (familia a la completa merced de psicópatas enmascarados tratando de sobrevivir en su propia casa que se convierte en una letal ratonera). Pero por suerte, la película destacó y consiguió que con 3 millones de presupuesto, la recaudación mundial fuese un completo éxito. Por lo que la secuela era una realidad al poco de estrenar la primera. Y así fue, como justamente un año después, llegó a nuestras pantallas Anarchy: La Noche de las Bestias.

Una de las cosas que más criticó el público de The Purge, fue justamente la falta de La Purga en la película. Los títulos de crédito nos mostraban grabaciones de las cámaras de seguridad que eran testigos de verdaderos enfrentamientos y carnicerías perpetrados en las mismísimas calles de las ciudades. Pero no había que olvidar de que The Purge era una prueba de fuego para ver si al público le atraía esta renacida América. Su objetivo fue mostrarnos como una familia que no participaba en La Purga, trataba de sobrevivir a La Noche.
Los trailers que pudimos ver de esta secuela, ya nos revelaban que en esta nueva película tendríamos más de lo que se pidió: más acción, más violencia… más Purga.


El film nos muestra a nuevos protagonistas para esta pesadilla. La cara más conocida del reparto, es la de Frank Grillo (a quien pudimos ver, hace poco, compartiendo pantalla con Chris Evans, Samuel L. Jackson y Scarlett Johansson en Capitán América: Soldado de Invierno). Su personaje pretende aprovechar La Noche de las Bestias para hacer justicia, vengándose del hombre que le arrebató a su hijo. Pero que, sin pretenderlo, terminará siendo el particular protector de un grupo de supervivientes de esta infernal noche.

La película comienza como lo hizo su predecesora. Se nos presenta a los personajes a las pocas horas de que empiece la Purga anual (esta vez es la sexta). A cada hora crece la angustia de unos, y el gozo de otros. Pero esta vez algo es diferente. Desde los primeros minutos se nos deja claro de que hay un grupo que no está conforme con La Purga. Y es más, piensan que hay algo detrás. Un interés oculto para que esta locura se realice año tras año.

Cuando se anunció, el título de esta secuela me intrigó (¿Anarquía? ¿Pero no es que todos están contentos con La Purga? ¿Habrá una revolución?). Los trailers no parecían mostrar nada que justificase el título. Pero eso cambia al ver la película. Pero no os esperéis esa citada revolución. No, al menos, aún no. Sí, es cierto de que hay un grupo (y un líder) que tienen el objetivo de desenmascarar los verdaderos intereses de La Purga y de los Nuevos Padres Fundadores. Pero esto apenas es importante en la película. Más que Anarquía, yo lo titularía “Sublevación” (o algo por el estilo).

Cuando la emisión de emergencia termina. La Noche comienza. Los primeros participantes se dejan ver por las calles con las armas en ristre. Los disparos, gritos y risas comienzan a inundar las calles, que se convierten en los particulares patios de insaciables y perturbados homicidas. Pero, además de los participantes habituales, otros personajes se dejan ver. Unas personas con una terrible misión que conducen unos sombríos camiones.

La película cumple, a medias, a la hora de mostrarnos las violentas consecuencias de La Purga en una ciudad. Y digo a medias, porque a la hora de la verdad, Anarchy se corta demasiado con la violencia. Y no solo eso, si no que apenas nos muestran lo que sería una verdadera Purga. Me explico.
Se supone que durante La Purga, TODO el crimen es legal. Pero parece que solo quieren centrarse en el asesinato. Nada de robos (aunque explican el porqué de que no se intente hacer esto en los bancos), ni de violaciones (no pido una cruel escena a lo Irreversible, pero sería interesante que a alguno no se cortase ni un pelo a la hora de liberar a la bestia). De todos modos, aún tenemos una buena dosis de asesinatos gratuitos y algún que otro secuestro.

A pesar de que los personajes cumplen, apenas puedes destacar alguno. Tampoco es muy imprevisible, que digamos. Y aunque el fanatismo exacerbado por parte de los ricos llega a perturbar. Lo que acaba, es hastiando y hasta aburriendo.  

Otra cosa en la que falla la película es en la de abrir demasiados frentes. Y es que propone tantos bandos y situaciones, que acaban inflando el conjunto y que terminan explotando en la cara al espectador. Aunque esto puede tener fácil explicación.
Con The Purge, ocurre lo mismo que con Paranormal Activity: las películas cuestan poco y ganan mucho en taquilla. Por lo que fácilmente se pueden permitir el realizar una saga (además resulta que los productores de The Purge, son los mismos que los de Paranormal Activity).
Los creadores ya dejaron claro que iban a realizar una saga fílmica con La Purga, mostrándonos todos los personajes y situaciones posibles que puede dar de sí esta premisa. Por lo que están asentando las bases que sustentarán la saga. El problema es que se pasan a la hora de crear bases y de mostrarnos de una sola vez tantos puntos de vista.

La película se deja ver, pero al final no pasa del mero entretenimiento. Y nos deja con la esperanza de que la siguiente entrega supere a sus predecesoras, o que, al menos, se mantenga en la línea de Anarchy. Porque la tercera entrega de The Purge, está más que confirmada. Y acudir al cine para asistir a nuestra dosis veraniega de Purga, parece ser una realidad (como ya deja bien claro el marcador que nos recuerda que falta un año para la séptima Purga anual).

Lo Mejor: Nos ofrece más Purga (con todo lo que ello implica), recompensando a los que les decepcionó esta carencia en la primera entrega.

Lo Peor: Siguen sin aprovechar todo el potencial que tienen entre las manos.